Miajadas, Cabezuela del Valle, San Gil y Almoharín, Premios San Pedro de Alcántara

Los ayuntamientos de Miajadas, Cabezuela del Valle, San Gil y Almoharín y la empresa PHI GAIA SL, que ha levantado un hotel sostenible en la localidad de Acebo, han resultado ganadores de los V Premios San Pedro de Alcántara. De esta forma, la Diputación de Cáceres, la institución que convoca los premios, reconoce la innovación en el mundo rural y pone en valor las iniciativas que se llevan a cabo en los municipios en pro de  la igualdad, el turismo, el desarrollo económico o el embellecimiento de los pueblos.

Los galardones, dotados con un total de 20.000 euros, 4.000 para cada premiado, se fallaron ayer miércoles en el complejo cultural San Francisco. Además,  el equipo de Gobierno provincial otorga directamente un sexto premio que ensalza la labor que realizan los colectivos que contribuyen al desarrollo socioeconómico de la provincia y que, en esta ocasión, ha recaído en el sector de la actividad cinegética.

Con respecto al Premio al Impulso de la Participación Social ha ido a parar al municipio de San Gil que ha participado con el proyecto ‘San Gil, #dondehabitanlasemociones’, una iniciativa que busca convertir a esta entidad local menor en una población plenamente inclusiva y accesible. Para ello se sirve de actividades como el campo de voluntariado de Placeat y Primera Semana de la Discapacidad y la familia, o actividades para mantener activas a las personas mayores.

La alcaldesa de San Gil, Esther Sánchez, ha recordado que este premio significa mucho para esta entidad local menor, que cumple 50 años de historia, porque «todo el pueblo participa con el corazón» y se practica la inclusión «todos los días, incluso antes de que se inventara el término».

El Premio a la Innovación Local en la Promoción del Desarrollo Económico fue a parar al Ayuntamiento de Almoharín por el proyecto ‘Almoharín, un pueblo con futuro’, que busca alternativas que generen empleo en la localidad y eviten la despoblación a través del aprovechamiento de los recursos de la zona, sobre todo del higo.

Así, este consistorio ha diseñado varias actividades como la Feria Agroalimentaria del Higo; la creación del Premio Innova Ficus o el fomento de productos locales a través de las redes sociales, entre otras.

Además, el Premio a los Cuidados Estéticos recaló en Cabezuela del Valle por su ‘Conservación del Patrimonio histórico artístico’, que quiere mantener la estética característica de la arquitectura popular, impulsando así el turismo e invitando a los visitantes a recorrer las calles.

Cabe destacar que este municipio fomenta la rehabilitación de viviendas típicas de la zona, con la participación de la Escuela Taller Cabezuela del Valle, «un trabajo que se hace día a día», según ha explicado la alcaldesa del municipio María Luisa Yusta, que recogió el premio de la mano de la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín.

Para terminar, en la categoría de Premio a las Acciones Favorecedoras de la Igualdad y la Relevancia de la Mujer en el Medio Rural se ha premiado al Ayuntamiento de Miajadas por el proyecto ‘Dejando huella’, una iniciativa con diez años de antigüedad que en los que los distintos colectivos de la localidad han participado en la campaña del Día Internacional de la Mujer con actividades como concursos de fotografía, marcha popular, campaña de sensibilización, etcétera.

Respecto al Premio San Pedro de Alcántara a la Innovación en las Empresas Rurales, que ha entregado el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha ido a parar a la Empresa PHI GAIA SL, ubicada en Acebo. De esta manera, reconoce la labora del proyecto de ‘Centro eco turístico rural, Hotel Campus PHI’, que fusiona una construcción bioclimática, ciclo integral del agua, uso de energías renovables y promoción de actividades medioambientales.

El responsable de este proyecto que promueve la economía circular, Félix Balboa, ha detallado que en los años que lleva funcionando el hotel ha recibido a personas de más de 80 países que se han llevado una experiencia «especial» por poder disfrutar de esta tierra, de la que alabado su riqueza natural.

Premio a la caza

Por su parte, el equipo de Gobierno otorgó un premio al sector cinegético para reconocerlo como motor de desarrollo socioeconómico. El presidente de la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza), José María Gallardo, recogió el galardón.

Gallardo señaló que este premio reconoce la labor y contribución del sector cinegético al desarrollo económico y social de la provincia. Un sector que genera un flujo económico de 380 millones de euros en la región, que da 90.000 jornales al año, y que cuenta con más de 200 empresas cuya actividad principal es la caza.

«Pero sin duda el sector cinegético se caracteriza por ser el sector que más invierte en conservación de la naturaleza, cotos de caza que se conforman como los espacios mejor conservados de Europa, y donde, por ejemplo, se ha fraguado la recuperación del lince ibérico. El felino más amenazado del mundo no se ha recuperado en un gran parque nacional, se ha recuperado en cotos de caza, gracias al trabajo y esfuerzos de los cazadores y gestores», declaró.

La gala, presentada por el mago extremeño Jorge Luengo y amenizada por el grupo Berzosax, contó con la asistencia del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco; la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, y el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, entre otras personalidades.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here