El antiguo cine Norba, entradas o programas de mano de los años 30 a los 50 del siglo XX se pueden ver en la exposición ‘Más cine, por favor’ en el vestíbulo de la Sala Pintores 10.

Esta muestra se enmarca dentro del programa ‘Hablan nuestros documentos’ del Archivo y Biblioteca de la Diputación de Cáceres, que se ha organizado este primer trimestre del año. Así se celebran varios acontecimientos cinematográficos, como los Premios Goya, los Óscar o la gala de los Premios San Pancracio, que tendrá lugar el 7 de marzo en la capital cacereña.

Además de los citados documentos, están expuestos también la novela del extremeño Leocadio Mejías ‘Segundo López, aventurero urbano’, en la que se basó la película homónimo dirigida por Ana Mariscal en 1953 y que actualmente se reivindica como una de las pocas obras neorrealistas del cine español; o una entrada de 1946 para el Gran Teatro.

Se pueden ver las fotografías de los antiguos cines de la ciudad

Además, este viaje en el tiempo lleva al espectador a disfrutar de un documental en color sobre Cáceres en 16 mm; una postal del Paseo de Cánovas en la que se puede ver el antiguo cine Norba; el primer número de la revista Versión Original (VO) o el cómic de Fermín Solís ‘Buñuel en el laberinto de las tortugas’, origen de la película homónima, recién galardonada con un premio Goya.

Los documentos que de ‘Más cine, por favor’ están acompañados de su ficha catalográfica y de un folleto explicativo con información para acercar a los visitantes a los fondos documentales y bibliográficos que conservan el Archivo y la Biblioteca de la Diputación de Cáceres. Asimismo, toda está información se puede descargar a través de un código QR.

Cáceres, ciudad de cine

Según las crónicas el cinematógrafo llego por primera vez a la ciudad en 1899 (aunque seguramente fuera antes), a la Plaza Mayor como espectáculo de feria. Desde ese tiempo, Cáceres se volcó con el llamado séptimo arte. Tanto es así que el periodista Dionisio Acedo, en un artículo de 1946, afirmaba que era “el octavo pecado de la capital”, un sugerente título que eligió Angélica García-Manso para su libro sobre el cine en Cáceres en la década de los 50.

También se da testimonio del cine de San Juan, el salón Videograph, en la plazuela de la Concepción, y el Pabellón Luminoso, el cine de San Blas y un teatro en la calle Margallo en el que también se proyectaban películas. Todo esto antes de que se construyera el Gran Teatro en 1926, que siempre tuvo la doble función de teatro y cine.

1934 fue la fecha en la que se terminó el Cine Norba, con una preciosa fachada, que exhibió películas hasta finales de los 60. En 1947 se inauguró el cine Capitol; en 1962 el Coliseum y un año después, el Astoria.

Toda una historia en pantalla grande que sirve de testigo de la historia y hábitos de Cáceres de los últimos 150 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here