El pintor Antonio Márquez ha inaugurado su última exposición de acuarelas bajo el nombre ‘Mundos Flotantes’ que se podrá visitar hasta el 15 de julio en el Rincón del Arte del espacio Ágora en el Hotel Exe Ágora Cáceres.

Además, el próximo 27 de junio, el autor de las obras participará en un coloquio-mesa redonda, dentro del espacio ‘Encuentro con el Artista’, en el hall del mismo hotel. En la charla, dirigida por el comisario de la exposición, Manuel Palomino, se podrá departir e intercambiar impresiones o debatir con Antonio Márquez.

Reflexión interior

Según ha descrito la escritora Cora Ibáñez, en la obra se plasman los latidos del corazón del autor en cada pincelada, que se van superponiendo tinturas “en las brochas de su memoria”.

Invita a que el espectador se adentre en otra dimensión ya que sus cuadros son mezclas de la realidad y la búsqueda de la belleza paisajística de Extremadura.

Las acuarelas tienen diferentes texturas producto de las sensaciones del artista

Prosigue la escritora realizando una descripción literaria de la muestra y cuenta que es fruto de seis años de trabajo hasta alcanzar la sencillez de formas que “componen una emoción pura”. El tratamiento del color en su estado más primigenio, se traduce en sensación cromática obteniendo un resultado explosivo llenando estos “Mundos Flotantes” más allá de la propia imaginación.

La consecuencia deriva en el resumen de un relato en el que deja el pincel libre de esquemas prefijados, permitiendo al oficio traspasar el genio y la disposición y volar a través de las sensaciones mágicas con el convencimiento de la serenidad absoluta en el momento de contemplar este desenlace.

Esas acuarelas tienen diferentes texturas que son el producto de las múltiples sensaciones que el artista “deja fluir” desde su interior hacia las manos creativas y gracias a eso “convierte un trozo de papel en una obra de arte”.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here