Los empleados y gerentes de Atrio declaran hoy en el juzgado

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Cáceres, Aída María de la Cruz de la Torre, que investiga el robo de 45 botellas de vino del restaurante Atrio en 2021, ha citado a declarar a los empleados y los gerentes José Polo y Toño Pérez, a petición de la defensa de los dos presuntos autores del robo, que continúan en prisión.

La cita en los juzgados es este miércoles, día 24, a partir de las 10:00 horas. Así, la jueza  escuchará la versión de esos trabajadores que tenían turno cuando se produjo el delito.

Además, la abogada de la defensa de los dos acusados va a pedir a la jueza que el establecimiento hostelero aporte su carta de vinos para encargar una pericial sobre el valor de los vinos sustraídos. El objetivo es conocer si realmente están tasados en 1.648.500 euros, tal y como han confirmado los investigadores.

Cabe recordar que el pasado 4 de agosto la instructora decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para los dos presuntos autores del robo tras tomarles declaración durante una hora. La gravedad de las penas que pudieran imponerse, el «elevado» riesgo de fuga y la reiteración delictiva, fueron claves a la hora de adoptar esta decisión. En el caso del hombre existía una requisitoria de un Juzgado de Madrid por un robo perpetrado en un establecimiento de la capital española.

Robo con fuerza

A los dos investigados en esta causa se les imputa un delito de robo con fuerza en establecimiento abierto al público con la posible concurrencia de dos agravantes específicas, como son el elevado valor económico y el valor cultural y artístico de lo sustraído, recogido, según reseña el auto de prisión, en los artículos 235.1, 235.5, 237, 238, 239, 241.1 y 241.4 del Código Penal.

Los presuntos autores del robo fueron arrestados en Croacia durante una operación policial internacional. Cabe recordar que se emitió una Euroorden de detención el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Cáceres que instruye la causa.

Después, la Policía Nacional identificó a los sospechosos, basándose sobre todo en las imágenes de las cámaras de seguridad, a los tres meses de cometerse el delito, que se perpetró en octubre de 2021. Desde entonces, les siguieron la pista durante unos seis meses por varios países europeos hasta su detención en julio en Croacia, justo cuando intentaban entrar con un vehículo por la frontera con Montenegro.

Se trata de una pareja, una mujer de 29 años y nacionalidad mexicana, y un hombre de 47 años con doble nacionalidad rumana y neerlandesa, que son «especialistas» en este tipo de delitos. Así, él ya había sido detenido por casos similares de robos de botellas de vino o alcohol de alto valor en el mercado, y tenía causas pendientes de años anteriores en dos juzgados de Madrid, por haber robado un vino valorado en 39.000 euros de una bodega gourmet del barrio de Salamanca, entre otros. A la mujer no le constan antecedentes penales.

Pasaportes falsos 

Desde que se cometió el robo en el restaurante cacereño, de donde sustrajeron botellas por valor de 1,6 millones de euros, entre ellas una valorada en 310.000 euros, comenzó un periplo europeo en el que utilizaron pasaportes falsos y siempre en coche para no dejar rastro en los aeropuertos.

A los pocos días de cometer el robo se marcharon de España para visitar Rumanía y luego volvieron a España. Luego, viajaron a Croacia en varias ocasiones a donde volvían, tras visitar Montenegro, cuando fueron detenidos en el puesto fronterizo de Karasovi Sutorina.

Según confirmó la Policía tras su detención, la investigación de los hechos sigue abierta para dar con «el receptor último» de las botellas que fueron robadas y no se descarta que se pueda dar con el paradero de los vinos.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí