Las plantas fotovoltaicas de Los Arenales generarán 1.100 puestos de trabajo en Cáceres
Reunión del alcalde de Cáceres con representantes de dos proyectos de fotovoltaicas. Europa Press.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha avanzado que la construcción de las dos plantas fotovoltaicas Los Arenales previstos en la ciudad, y cuyas obras comenzarán «en breve», creará unos 1.100 puestos de trabajo «ciertos y directos» en «el pico más alto de empleo», aunque después la cifra permanente estará alrededor de los 50 puestos de trabajo.

El alcalde ha mantenido este martes una reunión con los responsables de estos dos proyectos de Iberdrola y la empresa extremeña Alter Enersum, que invertirán 98 y 56 millones de euros, respectivamente. Las obras para instalar ambas plantas durarán tres años y a ellas se unirá la fotovoltaica promovida por Ecoenergías del Guadiana, que seguramente acogerá el polígono ganadero, y varias plantas más pequeñas.

«Esperemos que esto pueda seguir desarrollándose para que Cáceres no solo tenga un crecimiento económico en torno a la fotovoltaica sino también en el Centro de Almacenamiento de Energía que prevé instalar el Gobierno de España», ha indicado Salaya en declaraciones a los medios antes de la reunión con las empresas, que ha tenido lugar en el Palacio de la Isla.

Salaya espera que haya una creación de empleo mayor en torno a estas energías renovables y que estos proyectos dejen «un valor añadido a Cáceres más allá del momento puntual de la creación de las fotovoltaicas».

En esta línea, ha aclarado la recaudación que estos proyectos ha supuesto para las arcas municipales con respecto a impuestos y tasas, que suman 5 millones de euros, lo que suponen 500.000 euros más de lo que se había previsto «por prudencia», ha declarado Salaya. Igualmente, ha señalado que esta aportación se consignará en los Presupuestos municipales de 2022, puesto que es un importe que va directamente a remanentes y no puede presupuestarse para 2021.

En la reunión que ha mantenido con las empresas se han abordado cuestiones administrativas para poner en marcha los proyectos, tales como la apertura de las bolsas de empleo en los próximos días. Además, se ha dado «importancia» al hecho de que la mayor parte de esos puestos de trabajo recaigan en vecinos de Cáceres y «más ahora con la situación económica tan delicada que tenemos», ha explicado el alcalde.

«Es una buena noticia para la ciudad en un momento en el que hace mucha falta», ha subrayado el regidor al tiempo que ha recordado que desde el Ayuntamiento cacereño se ha trabajado para que la energía fotovoltaica pudiera implantarse en la ciudad con la modificación del Plan General Municipal (PGM), que se ha aprobado para facilitar su instalación.

Puestos de trabajo indirectos con la mina

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha respondido a las preguntas de los medios sobre la campaña que ha iniciado la empresa que promueve la mina de litio en la Sierra de la Mosca. En la misma, muestra a través de carteles que ha instalado en la ciudad, que se crearán 1.000 puestos de trabajo y el alcalde, por su parte, ha indicado que Salaya en esta cifra van incluidos los empleos indirectos y, en cualquier caso, «la promesa de la mina es de menos puestos de trabajo, más inciertos y con muchas menos garantías».

Por tanto, el regidor entiende que los promotores de la mina en San José de Valdeflórez cuentan que cada empleo directo creará más de dos indirectos, «lo cual es bastante optimista», ha señalado, al tiempo que ha resaltado que lo que anuncia «hoy es que lo que estoy anunciando hoy es que Cáceres tiene alternativas mucho más sostenibles», ha enfatizado en alusión a las plantas fotovoltaicas.

Con respecto a la obtención por parte de la empresa minera del permiso de investigación concedido por la Junta de Extremadura, ha reiterado en que «es muy limitado» porque «en más de dos tercios del terreno les impide las perforaciones».

En esta línea, ha insistido que «si se mantuviese este criterio en el futuro, la empresa tiene muy difícil la obtención de un permiso de extracción en un terreno en el que ya se han denegado las perforaciones». Otra cosa sería que se le concediese el permiso de explotación. «Entonces tendríamos un problema y sería muy negativo para la ciudad», ha afirmado Salaya, que concluye que desde el Ayuntamiento se trabaja para que no lo obtenga. «Desde luego, en lo que dependa del Ayuntamiento no lo van a obtener si todos los grupos mantienen su posición política», ha finalizado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here