Las mujeres extremeñas viven más que los hombres pero con más precariedad, según CCOO
Responsables de CCOO en Extremadura presentan el Observatorio Social de las Personas Mayores - EUROPA PRESS

El Observatorio Social de las Personas Mayores, que ha realizado el sindicato CCOO en 2020 para conocer la situación de este colectivo, saca a la luz que las mujeres extremeñas viven una media de 5 años más que los hombres pero lo hacen con más precariedad. Así, se pone en evidencia la brecha de género que supone cobrar pensiones hasta un 23% más bajas que los varones.

La esperanza de vida al nacer se sitúa de media en 82,8 años, pero por sexo, las extremeñas viven unos 85,3 años de media mientras que los hombres lo hacen 79,7 años. Así, el perfil de persona mayor es una mujer de unos 82 años, viuda y que vive sola en el mundo rural. Por eso, CCOO reitera la importancia de reforzar la atención sociosanitaria, tanto en el ámbito urbano como rural, para garantizar la autonomía de estas personas y aumentar su calidad de vida.

Cabe resaltar que Extremadura cuenta con 114.600 hogares unipersonales, es decir, el 26,6% del total, de los que 52.400 (45,7%) están habitados por personas mayores de 65 años. De estos, 38.100 (72,7%) son mujeres, y 14.300 (27,3%) son hombres, lo que indica que Extremadura es la región en la que más mujeres mayores viven solas.

Con respecto a la red de residencias de mayores, el observatorio desvela que el 6,5% de las personas mayores viven en establecimientos colectivos y la región se sitúa, junto a Canarias, entre las que más plazas públicas tiene en las residencias de mayores con 210 residencias públicas, que ofertan además 8.198 plazas, frente a las 78 residencias privadas, que suponen 6.341 plazas asistenciales.

Brecha de género en las pensiones

En el terreno económico, la pensión media de los hombres en Extremadura se sitúa en 962,31 euros, las mujeres cobran unos 740,14 euros, lo que supone unos 222 euros menos mensuales. En total, la región cuenta con 230.000 pensionistas, con la media de pensiones más baja del país, situada en 857,63 euros al mes.

Esta brecha de género en las pensiones refleja la “precariedad” en el empleo de las mujeres extremeñas hace unos años. Por tanto, ahora toca “corregir” las diferencias existentes en el mercado laboral para que “no se perpetúen”, según ha explicado este miércoles la secretaria regional de CCOO, Encarna Chacón en la presentación del estudio en la capital cacereña.

Chacón ha estado acompañada de la secretaria regional de Política Social del sindicato, Beatriz Blanco, y el responsable de organización de la Federación de Pensionistas de CCOO, Sergio Cuenca, que han detallado algunos datos de este informe que, en general, deja entrever que la pandemia ha empeorado las condiciones de vida de las personas mayores en el último año.

Cuenca ha subrayado la necesidad de que la administración, sobre todo la local, realice un censo de las personas mayores en los municipios de Extremadura para saber de primera mano la situación de cada uno y poder aplicar así políticas individualizadas y adaptadas a las necesidades de los mayores.

Por su lado, el Observatorio de las Personas Mayores muestra que, en los últimos 20 años la población mayor de 65 años ha crecido un 17,9% en Extremadura, y el aumento en los últimos 10 años ha sido del 18,82%, lo que perfila a un envejecimiento progresivo de la población que hará necesario el refuerzo de los mecanismos asistenciales.

Además, la pandemia también ha puesto en evidencia las debilidades del sistema sanitario que, según ha señalado Sergio Cuenca, se ha visto tocado en su principio de universalidad con mayores desigualdades y aumento del gasto privado.

En esta línea, el informe señala que el presupuesto del Servicio Extremeño de Salud (SES) ha bajado en los últimos años y en la actualidad se invierten 1.663 euros por persona al año. La región cuenta con 350 camas hospitalarias por cada 100.000 habitantes, algo por encima de la media española que se sitúa en 204 camas, pero por debajo de la Unión Europea, que está en 395.

“No estamos mal en atención sanitaria pero podíamos estar mejor”, ha subrayado Beatriz Blanco que ha exigido una “reorganización profunda de la atención primaria” y un refuerzo de la atención social y a la dependencia porque “las personas cada vez quieren vivir más tiempo en sus casas” y para ello es necesario una red más sólida de atención domiciliaria.

Precisamente, respecto a la atención a la dependencia, Extremadura es la sexta comunidad autónoma mejor valorada del país, según el estudio de CCOO, pero también la que acumula más retraso en los expedientes de valoración de usuarios con un 16,4% de solicitudes no resueltas y un tiempo de espera medio de más de 22 meses.

Con respecto a las defunciones, el informe detalla que desde marzo hasta noviembre de 2020 se produjeron en la región un total de 5.309 fallecimientos de personas mayores de 65 años, lo que supone un exceso de mortalidad de un 22,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

Por todo ello, Encarna Chacón ha espetado que la situación de las personas mayores en Extremadura “ha empeorado” con la pandemia ya que “se ha cebado en las personas más vulnerables y en las institucionalizadas”, además de evidenciar una “brecha de género” a nivel económico, dado que este estudio revela que la mujeres mayores extremeñas viven en condiciones de precariedad.

La secretaria regional de CCOO, para amortiguar esta situación, ha insistido en la necesidad de “derogar” las políticas “restrictivas” que se pusieron en marcha tras la crisis de 2008 y que “recortaron derechos y prestaciones”. En esta línea, ha pedido al Gobierno que derogue la reforma laboral que, entre otras cosas, perjudica también a las cotizaciones para las futuras pensiones.

“Exigimos la derogación de esas recetas que pusieron en marcha como la reforma de las pensiones, que impedía la revalorización del IPC, y pedimos que se regularice en la Constitución esa revisión anual, y que sea a costa, si es necesario, de los propios Presupuestos del Estado”, ha insistido Chacón, quien también ha pedido una reforma fiscal para obtener “más y mejores ingresos”, y la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para garantizar la calidad de vida en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here