La OMS advierte sobre el aumento de violencia doméstica durante la pandemia
Pixabay

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado del aumento de la violencia doméstica ante la pandemia del coronavirus. Según ha explicado, las restricciones de movimiento han ralentizado la transmisión del COVID-19, pero en muchas situaciones también han confinado a las personas junto a sus agresores.

En este sentido, ha recordado que la organización estima que 1 de cada 4 mujeres sufren violencia de género y 1 de cada 3 niños soportan algún tipo de violencia por parte de padres, cuidadores, compañeros u otros miembros de la familia.

Este aumento en la violencia doméstica en momentos de crisis como el actual “están bien documentados”, según ha subrayado. Además de contribuir al aumento del miedo, la ansiedad, el estrés financiero, la pandemia de COVID-19 “ha desafiado la capacidad de los servicios sociales y de salud para conectarse y apoyar a las víctimas de la violencia”.

En su opinión, en muchos hogares, las mujeres y los niños dependen de llamadas, correos electrónicos y mensajes de texto a las líneas de ayuda y otras herramientas de apoyo comunitario y estos son “su único refugio”.

Si bien la OMS afirma que es demasiado pronto para tener datos sólidos, sí que existe un número creciente de informes en diversos entornos y contextos que sugieren un aumento significativo de la violencia doméstica en los hogares de todas las regiones.

En el Reino Unido, tanto las llamadas, los correos electrónicos y las visitas al sitio web para víctimas de esta violencia han aumentado en un 97%, 185% y 581% respectivamente, ha asegurado. Asimismo, la OMS recalca que se ha documentado una tendencia similar en Austria, Chipre, Italia y España.

También ha remarcado que el comisionado australiano de eSafety ha informado un aumento del 40% en el ciberacoso. Por su parte, Europol también alerta de un aumento inquietante en el abuso y la explotación sexual infantil en línea.

Para poner soluciones a esta cuestión, hay países que están implementando soluciones para ofrecer seguridad. En Noruega, por ejemplo, los maestros y otros trabajadores del servicio de bienestar infantil se han movilizado, y están fomentando medidas de seguimiento más directas con niños vulnerables conocidos, tal y como han señalado desde la OMS.

En Francia, Alemania, Italia, Noruega y España, las farmacias y los supermercados se han convertido en espacios seguros donde la emisión de una palabra clave (“Mascarilla 19”). Esta clave alerta de peligro de violencia de género. Así, la OMS ha saludado que los países estén adaptando sus esfuerzos para mantener la prevención y la respuesta al aumento de violencia doméstica durante la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here