La bruja Circe

Dicen que lo que agradecemos se multiplica por miles. Estas palabras de hoy son para que todas las bendiciones que os deseo se multipliquen por miles. Hoy te quiero hablar del poder de la gratitud; dicen que es un don de los seres de luz que algunos llaman ángeles.

La gratitud es una de las claves del respeto, y por consiguiente de la alegría interna y la iluminación, es aprender a ser agradecido y a dar las gracias con gratitud y con una adecuada comprensión. La gratitud no es debilidad. Abre la puerta a una ciencia y conocimiento superiores, sabiduría del espíritu. En cambio una persona prisionera de su descontento cae en estados mentales negativos que le roban su fuerza y su energía.

La expresión “gracias” no es una mera frase educada y convencional. Es, sobre todo, una frase mágica, un encantamiento sagrado, un poderoso mantra trasmitido a todas las personas por los grandes maestros espirituales y sus discípulos más iluminados. La expresión “gracias” tiene el poder de abrir la conciencia y despertar a la verdadera riqueza, es una bendición con el deseo que la gracia y la luz lleguen a quien se la otorgas. Aquellos que saben dar las gracias cuando caen en las pruebas, demuestran su valor interno y su conexión con una conciencia superior y posee el poder alquímico para transformar las situaciones y los estados mentales. El agradecimiento tiene la virtud de purificar el alma terrenal y las relaciones entre los seres. Dar las gracias a alguien es purificar la atmósfera entre tú y esa otra persona. Algunas veces incluso puede sanar relaciones kármicas y situaciones difíciles. “Gracias” ejerce un poder liberador; permite el desapego, el abandono (o la aceptación de las cosas), y facilita el perdón mutuo. Prueba a darte las gracias por algo bueno que hiciste por ti mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here