apertura-cerebro-contrA

Al igual que el estómago se encarga de la digestión y el corazón de bombear sangre, el cerebro y la médula son quienes se encargan de gestionar el dolor. Nuestro sistema del dolor es capaz de generar dolor incluso en una pierna amputada que ya no está o hacer que un esguince no duela “hasta terminar el partido”.

La agresión que suframos es importante para sentir dolor pero en última instancia es el cerebro “quien decide” si algo duele o no. Eso nos permite modificar o manejar mejor ciertos aspectos del dolor (intensidad, frecuencia, ansiedad…)

Esto no significa NUNCA que el dolor sea “psicológico”, el dolor es siempre 100% real.

Captura-de-pantalla-2016-01-25-a-la(s)-11.22.13

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here