1446547663459

A sus 70 años, el precursor de lo que se dio en llamar la ‘comedia madrileña’ acaba de ser nominado a un Goya a Mejor Actor Revelación por su papel en ‘Isla Bonita’, película que el cineasta dirige y que la crítica ha calificado de “fresca”, “ingeniosa” y propia del “mejor Woody Allen”. Lucidez y frescura ha dejado Colomo a su paso por Cáceres, donde vino a recoger el Premio Honorífico del Festival Solidario de Cine Español.

Echando la vista atrás, ¿cómo ha cambiado la industria de cine desde que usted estrenara ‘Tigres de papel’?
Ha cambiado mucho. Ahora, en la industria del cine español se han fomentado dos divisiones, donde las películas más modestas lo tienen muy difícil porque el sistema de distribución actual es el de toma el dinero y corre. Hemos pasado de ir creciendo mucho, con películas de bastante presupuesto, a tener dos divisiones en la industria.

¿A qué se refiere?
Por un lado está la gran liga, en la que juegan películas respaldadas por las cadenas privadas de televisión; con mucha promoción. Y luego hay otro tipo de cine que lo tiene más difícil, por la falta de apoyos promocionales y porque el sistema de distribución actual ha roto las reglas del juego.

Esto también tiene su lado bueno: la cuota de pantalla del cine español va en aumento…
Por supuesto. Yo soy de los que saco pecho ante un éxito como ‘8 apellidos vascos’, que ha superado en taquilla a títulos como ‘Titanic’ en la taquilla española

¿No le parece que se estrenan demasiadas películas en un mismo fin de semana?
Hoy en día se estrena todo a la vez, y eso supone un gran hándicap para el cine español en general, y las películas pequeñas en particular. Porque el cine español siempre se había defendido por la calidad. Si la película era buena, aguantaba semana tras semana en las salas. Ahora, tienes que abrir y jugártelo todo en un fin de semana, y es muy difícil competir. El proceso de distribución ha cambiado por completo. Ahora es toma el dinero y corre. El 80% del taquillaje se tiene que hacer el primer fin de semana.

La competencia de Hollywood es brutal, donde además se incluyen aspectos abusivos como el sistema de lotes, el doblaje…
En España el 99,9% de las películas que se estrenan son dobladas, pero EE UU no permite el doblaje de los productos audiovisuales que importa. No hay una normativa, simplemente la mafia de la industria de EE UU no permite que Almodóvar o yo mismo estrenemos una película allí doblada. Sin embargo, nosotros hemos regalado nuestro idioma a los norteamericanos, y ahora deberíamos pedir algo a cambio, con una normativa que regulase las copias que se estrenan en versión original y dobladas en las salas comerciales.

¿Los premios honoríficos tienen algo de retirada?
Yo desde luego no abandono este oficio, pese a que esto de los premios honoríficos tiene algo de retirada. Pero el año que viene volveré con otra película.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here