Extremadura trabaja para convertir a la región en Tierra Santa del Budismo
La Consejera de Cultura y Deportes, Nuria Flores. Archivo. Junta de Extremadura.

La consejera de Cultura, Turismo y Deportes, Nuria Flores, ha indicado que se está trabajando en un plan de turismo cultural para convertir a la Cáceres y a Extremadura en la “Tierra Santa del Budismo a nivel europeo”.

Así ha respondido a la pregunta formulada en el Pleno de la Asamblea  por la diputada de Ciudadanos, Marta Pérez Guillén, en la que ha pedido detalles y celeridad para un proyecto que supone una “oportunidad” para Cáceres para que no convierta en “humo”, tal y como ocurrió con otros anunciados en el pasado.

Por su lado, Flores, ha recordado el Ayuntamiento de Cáceres lidera el proyecto junto a la Fundación Lumbini Garden, y que la consejería trabaja en un plan para hacer partícipe del mismo a toda la ciudadanía cacereña y extremeña, para que acompañe “al gran proyecto turístico espiritual”.

Este plan tendría  proyección en toda Extremadura y la posicionaría como como “destino de turismo nacional e internacional”, por lo que la región sería la “principal referencia para los budistas de occidente”, y para lo cual ya se trabaja con “todos los países budistas”.

“El proyecto sigue desarrollándose con mucho trabajo y con una hoja de ruta muy clara entre las distintas administraciones implicadas y en estrecha colaboración con la fundación Lumbini”, ha insistido.

La diputada de Ciudadanos, por su parte, ha indicado que se trata de un proyecto “interesante” para atraer turismo a la ciudad, pero ha instado a la Junta que pase de “la política de gestos y a golpe de titular” a los “hechos”, porque “los extremeños y los cacereños empiezan a inquietarse por el cero avance sobre esta oportunidad”.

De esta manera, ha rememorado casos como los de El Corte Inglés, el proyecto de ocio en el Matadero, el anillo olímpico del Nuevo Cáceres o la Ciudad de las Artes de la capital cacereña, así como otros proyectos como la azucarera de Mérida o el macroproyecto de la Siberia.

“Cáceres necesita que la oportunidad que le brinda el Buda sea una realidad y lo sea cuanto antes”. Además, con respecto a la tramitación para la cesión de los terrenos, aún siendo la evaluación de impacto ambiental favorable, según ha dicho, “van a tardar un año en tramitarla”.

Ante estas declaraciones, la consejera le ha respondido a Guillén que es “especialista en buscar polémica donde no la hay”, por lo que le ha pedido que pregunte a sus compañeros en el Ayuntamiento de Cáceres donde “reciben puntual información sobre la marcha del mismo y no tienen ningún problema”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here