7098288439_e1d0b65dd8_b

La Garganta de los Infiernos cumple 20 años desde su declaración como Reserva Natural en 1994.

La Garganta de los Infiernos cumple 20 años desde su declaración como Reserva Natural en 1994, y con motivo de este aniversario se han organizado del 10 al 16 de noviembre en el Valle del Jerte, actividades medioambientales a fin de poner “en valor” el territorio, fomentar su conocimiento, así como del “disfrute sostenible” de su riqueza.

De esta forma, y como parte de la Otoñada 2014, se desarrolla la III Semana de la Reserva Natural con una programación de actividades que incluye talleres y acciones dirigidas a escolares, charlas, rutas senderistas, rutas a caballo o un concurso de fotografía, entre otras, organizadas por la Sociedad para la Promoción y Desarrollo del Valle del Jerte (Soprodevaje)

En estos 20 años, habitantes y “miles” de viajeros “se han dejado seducir por el importante valor ecológico que presentan sus ecosistemas” con el bosque de ribera, el bosque caducifolio y la alta montaña, así como por “su biodiversidad y la belleza de sus paisajes”.

Algunos de sus rincones “ya” son un “icono” del Valle del Jerte y de la “propia” comunidad autónoma extremeña, con gargantas como el Chorrero de la Virgen, el Puente de Carlos V y Los Pilones, “estos últimos considerados por medios especializados como una de las piscinas naturales más bellas del mundo”.

La Garganta de los Infiernos es, además, el segundo espacio natural más visitado de Extremadura, sólo superado por el Parque Nacional de Monfragüe.

Este espacio protegido cuenta con 6.927,5 hectáreas y que comprende un área geográfica en la que están incluidos los términos municipales de Cabezuela del Valle, Jerte y Tornavacas.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here