El primer tramo de la autovía Cáceres-Badajoz costará 83,8 millones de euros
Reunión de responsables socialistas extremeños con el Ministerio de Transporte para tratar sobre la autovía Cáceres-Badajoz - PSOE

El proyecto de construcción del primer tramo de la autovía entre Cáceres y Badajoz, que se licitará «próximamente», costará a 83,8 millones de euros, es decir, un incremento de 9,5 millones de euros más sobre lo previsto inicialmente, que era una inversión de 74,3 millones.

Este incremento está provocado por la revisión de los precios de los materiales y servicios, que se realizó el pasado 25 de abril tras la paralización de la licitación del citado tramo, que va desde la A-66 en la salida de Cáceres hasta el río Ayuela, unos 13,5 kilómetros.

El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Xavier Flores, ha informado de la situación a los diputados del PSOE en el Congreso por la provincia de Cáceres, Belén Fernández y César Ramos, que han mantenido una reunión con el responsable ministerial, a la que también ha acudido el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Badajoz, Ricardo Cabezas.

Los socialistas extremeños han pedido al Ministerio de Transportes avanzar en los trámites que hagan posible, «a la mayor brevedad», la licitación del primer tramo de la conversión en autovía de la Ex-100. En este sentido, han insistido en que se trata de una infraestructura «imprescindible» para la vertebración de Extremadura y el desarrollo de la región al unir las dos capitales de provincia.

Por su parte, Flores ha adelantado que ese primer tramo se licitará «próximamente», al tiempo que ha recordado a los representantes socialistas que el pasado 25 de abril se aprobó la actualización del proyecto, «algo imprescindible» para revisar los precios debido al aumento de determinados materiales como consecuencia de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Asimismo, Flores, explicó que si se hubiera licitado hace meses sin la actualización de precios «existía el riesgo claro de haber quedado desierta y un aumento final de los tramites necesarios antes de iniciar las obras».

Por su lado, el portavoz de transportes y diputado, César Ramos, quiso recordar que el gobierno socialista impulsó la autovía Cáceres-Badajoz, en 2018, cuando llegó al gobierno y se hizo cargo de reconvertir la carretera autonómica Ex-100 en autovía con fondos del Gobierno de España.  

Ramos también ha detallado que el compromiso del ministerio con esta infraestructura «es clara», al tiempo que ha recordado que el año pasado se realizaron diversas actuaciones para evitar que caducará la declaración de impacto ambiental del proyecto.

En lo que concierne a Badajoz, Ricardo Cabezas ha subrayado que el impulso que el actual Gobierno ha dado a la capital pacense, con proyectos como la glorieta en la N-5, que dará acceso a los vecinos de Cerro Gordo, y el acondicionamiento de la avenida Ricardo Carapeto.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí