fotonoticia_20131018141713_800

Los partidos regionalistas buscan aunar fuerzas para arañar representación.

La carrera electoral hacia las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015 ha comenzado nada más disiparse el parón navideño. Los regionalistas, una vez aparcado sus pactos con el PP y el PSOE, buscan aunar fuerzas para conseguir representación en la Asamblea de Extremadura en la próxima legislatura, después de que las elecciones europeas de mayo de 2014 no arrojaran buenos datos para ambos partidos: Prex-Crex y Extremadura Unida (EU).

Así, los dos partidos regionalistas, EU y Prex-Crex, están negociando un pacto para concurrir de manera conjunta a las elecciones autonómicas y municipales.

El presidente de EU, Pedro Cañada Castillo, y el secretario general de EU, José María Gijón Polo, aseguran que “tendremos candidaturas en todas las ciudades grandes de Extremadura” y entre ambas formaciones políticas se podrían configurar “en torno a 100 listas electorales, que nos darían, teóricamente, varios diputados en la Asamblea”.

“Extremadura Unida Regionalista” o “Extremadura Unida PREx-CREx” son los dos nombres que se barajan, según Cañada, para presentarse a los comicios de 2015.

Serán los respectivos comités ejecutivos los encargados de aprobar el mencionado pacto, y, a partir de ahí “comenzaremos a los nombres que conformarán la lista para las autonómicas y las listas para las municipales”. Cañada insiste en que el pacto “se basa en el consenso” y que “existen discrepancias”, por lo que “todo queda reservado hasta que se alcance un acuerdo definitivo”.

El presidente de EU también subraya que ambos partidos “mantendrán su identidad, con sus sedes y sus órganos”.

EU “defiende el interés de Extremadura por encima de todo” y ha calificado de “injusto” el trato que históricamente ha recibido la región.

“Sin compromisos con el resto de partidos, los regionalistas extremeños entraremos en la Asamblea para defender a la gente de Extremadura” declara, por su parte, el secretario general de Prex-Crex, Estanislao Martín.

Avuelapluma /

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here