El mundo rural desembarca en Cáceres con JATO
Presentación de JATO por parte del presidente de la Diputación de Cáceres y varios diputados de su equipo de Gobierno - EUROPA PRESS

La Diputación de Cáceres ha puesto en marcha un encuentro llamado JATO, que quiere ser un escaparate de las oportunidades que ofrece el mundo rural, y demostrar que se puede vivir y trabajar en un pueblo. Para ello, los días 3, 4 y 5 de junio, la parte antigua de Cáceres acogerán de empresas, artesanía, cultura y gastronomía procedente de cada una de las 16 comarcas cacereñas.

EL objetivo de JATO es ser un altavoz de los pueblos, de su sector empresarial, de su industria agroganadera, de su oferta turística, cultural, artesanal, gastronómica y de proyectos innovadores que tienen su origen y sede en núcleos rurales. Así, hay programados diferentes eventos que se han organizado a lo largo de los días que dura el encuentro, que se desarrollará en diferentes espacios de la capital cacereña.

La Plaza Mayor presentará la oferta turística de las comarcas en espacios reservados para cada territorio, y mostrarán sus fiestas típicas y sus tradiciones. Habrá un pasacalles con algunos de los festejos representativos de la provincia como El Jarramplas de Piornal, Los Tableros de Valdefuentes o el Carnaval de Ánimas de Villar del Pedroso, entre otros muchos.

Además, se instalará una carpa como espacio gastronómico donde diferentes cocineros de restaurantes de la provincia realizarán talleres y demostraciones de cocina en vivo. Para ello, utilizarán productos de la tierra como las cerezas, que se encuentra en plena temporada de producción. Las personas que quieran participar en estos talleres deberán inscribirse en la página web del evento.

En la plaza de Santa María se colocarán casetas de información con 21 empresas que darán a conocer algunos de los proyectos emprendedores que se desarrollan en las zonas rurales y que tienen proyección nacional e internacional.

El Palacio de Carvajal, por su parte, será el escaparate de los trabajos de alfarería, joyería, calzado, cestería o juguetes artesanales, de manera que realizarán demostraciones en vivo de su trabajo para que todo el mundo pueda conocerlo y apreciarlo.

En el Foro de los Balbos, donde un domingo al mes se celebra el mercado de productos biológicos promovido por el Ayuntamiento de Cáceres, se podrán adquirir en esta ocasión muchos más productos procedentes de toda la provincia y de producción bio.

Música y arte urbano 

En la plaza de San Mateo-Las Veletas habrá instalado un mercado de artesanía para comprar objetos, mientras suena la música de Niño Índigo y Cerandeo (viernes 3 de junio) y Bambikina y Pelujánkanu (sábado 4 de junio).

La cultura y el arte llegarán también de la mano de artistas urbanos que han participado en el programa ‘Muro crítico’ como Digo Diego, Brea, Isabel Flores o Sojo, que realizarán alguna obra en vivo en diferentes espacios de la parte antigua cacereña.

La programación de JATO incluye también una jornada técnica de oportunidades en el medio rural, que tendrá lugar en el Museo Helga de Alvear. Así, varios empresarios contarán su experiencia de éxito laboral. Y también habrá un encuentro de empresarios y estudiantes de formación profesional en el centro de estudios Charo Cordero (Casa Pereros), donde uno y otros podrán ponerse en contacto para promover el empleo juvenil.

Igualmente, hay programadas actividades de circo, folclore, música y danza en un evento que cuenta con un presupuesto de 200.000 euros por parte de la institución provincial, y que busca «mostrar las potencialidades del mundo rural» para contribuir a la lucha contra la despoblación.

Así lo ha destacado el presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, que ha presentado este viernes JATO junto a parte de su equipo de Gobierno en los jardines del Museo Pedrilla. «El objetivo es poner de relieve la importancia del mundo rural», ha recalcado el presidente, que ha recordado que el principal eje de la política de la institución provincial es el reto demográfico.

Por su parte, el diputado de Reto Demográfico, Álvaro Sánchez Cotrina, ha insistido en que con este evento «el mundo rural se pone el jato y se viene a la ciudad para romper estigmas y demostrar que hay vida en los pueblos».

En definitiva, esta primera edición de JATO, que nace con intención de continuidad, se presenta como una plataforma para que el medio rural muestre sus oportunidades de construir un futuro familiar y laboral. También, busca difundir las tradiciones de la provincia a través de sus fiestas, su música y su cultura, así como difundir proyectos empresariales innovadores que se desarrollan en los pueblos de la provincia.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here