la-foto-1

Licenciada en Medicina por la Universidad de Extremadura ha realizado la especialidad de psiquiatría, vía MIR, en el Hospital de la Merced, en Osuna (Sevilla). así como rotaciones externas en la Unidad de Psicoterapia José María López Sánchez (de orientación dinámica) en Granada y en la Unidad de Psiquiatría de Enlace e Interconsulta en el Hospital Miguel Servet (Zaragoza). Su formación continúa con el Máster de Terapia de Conducta en la UNED. Actualmente, desempeña su labor profesional en el Equipo de Salud Mental “Ciudad Jardín” de Badajoz, perteneciente al SES, y en centros como el Hospital Virgen de Guadalupe.

¿Cuándo hay que acudir al psiquiatra?
Cuando la persona presente un sufrimiento que no pueda manejar, adecuadamente, por sí misma. Generalmente, las personas actuamos, con buen criterio, intentando sobrellevar los sufrimientos. Cuando la capacidad personal se ve superada, es el momento de consultar.

¿Uno puede estar muy cuerdo y necesitar al psiquiatra?
Por supuesto. De hecho, la mayoría de la atención que facilitamos va dirigida a personas que sufren síntomas tan comunes como son la tristeza y ansiedad, susceptibles de mejorar con tratamiento, sin que jamás lleguen a perder el contacto con la realidad. Esta pérdida de contacto con la realidad, que puede manifestarse de muy diversas formas (ideas delirantes, alucinaciones…) es lo que la gente comúnmente llama “locura” y, afortunadamente, es lo menos frecuente, aunque no menos importante.

“El desempleo puede contribuir a la aparición de síntomas ansiosos y depresivos”

Supongo que con la crisis se habrán disparado los casos de ansiedad y depresión. ¿Son estas las patologías más frecuentes?
Sí, efectivamente. La más frecuente es la depresión, que provoca un gran impacto en la vida personal, familiar y laboral de quien la padece, siendo una causa muy importante de discapacidad en todo el mundo. Y le seguiría la ansiedad en sus múltiples variantes (ansiedad generalizada, crisis de pánico…).

¿El desempleo condiciona, en principio, cuadros depresivos?
El desempleo, al igual que otros problemas, no condiciona, pero sí puede contribuir a la aparición de síntomas ansiosos y depresivos. Aunque la tendencia general viene siendo un incremento en la frecuencia de consulta en las especialidades de psicología y psiquiatría. Sí se ha apreciado, en estos últimos años, un notable porcentaje de personas que acuden con síntomas asociados a problemas de falta de empleo y dificultades económicas.
Evidentemente, en estos casos no podemos solucionar la causa que provoca su malestar, pero sí podemos ayudar con el tratamiento a aliviar los síntomas que han aparecido como consecuencia de estos problemas.

“Acudir a un psiquiatra no es sinónimo de locura; de hecho, principalmente, tratamos la tristeza y la ansiedad”

¿Se pueden prevenir este tipo de enfermedades? ¿Es complicado?
Se puede disminuir la probabilidad de padecer algunos trastornos manteniendo adecuados hábitos de salud física y psíquica, como evitar los tóxicos, realizar ejercicio físico diario, valorarnos positivamente cada día y mantener contactos sociales (aunque sean escasos pero de calidad).

Más allá de los factores cultural, sociales, económicos… ¿Hay factores biológicos que determinan la predisposición a sufrir determinadas patologías mentales?
Sí, sin duda existe una vulnerabilidad biológica que nos predispone a padecer ciertas enfermedades. En muchos casos esas enfermedades no llegan a desarrollarse nunca, o  lo hacen tras circunstancias concretas, como pueden ser una situación vital estresante o consumo de drogas. Del mismo modo algunas enfermedades tienen un mayor componente hereditario, como son la esquizofrenia y el trastorno bipolar, mientras que en otras, no está tan claro.

Los retos de la psiquiatría

¿Cuál sería el reto de la psiquiatría en la actualidad?

Son muchos los retos y áreas por mejorar. Un gran reto es conocer el origen de las diversas enfermedades mentales, para tratarlas e incluso prevenirlas. Obviamente, esto es tremendamente complejo, ya que no solo influye la genética, sino también la epigenética (relación de los genes con el ambiente), dentro del modelo biopsicosocial. A este respecto, se está ya aplicando en psiquiatría la genética molecular, con el objetivo de identificar los genes causantes de las enfermedades mentales. Otro gran reto es obtener nuevos fármacos que sean muy específicos y eficaces y provoquen los menos efectos secundarios posibles.

¿Se ha conseguido reducir, desde un punto de vista sociológico, el estigma de los pacientes que sufren algún tipo de patología mental?

Sí. Aunque sigue existiendo cierto estigma social, afortunadamente éste es cada vez menor y se habla con más naturalidad de ello. Gracias a las campañas de concienciación y, en gran parte, al mayor acceso a la información de la población general, se está asimilando que la atención psiquiátrica es una atención médica corriente y equiparable al de otras especialidades.

2 COMENTARIOS

  1. Llevo 11 años tomando prozac y he vuelto a tener una recaída llevo 1 año llorando , sin ganas de salir, sin ganas de hacer el trabajo domestico, no me ilusiona nada . solo llorando pensando en enfermedades. Pensando que me voy a quedar sola cuando se mueran mis padres a pesar de tener 2 niñas de 5 y 11 años y un marido. Pero nada mas tengo ganas de llorar , comer compulsiva mente y no duermo. Estoy fatal ayudarme por favor.

    • Sentimos tu problema, lo único que podemos decirte es que contactes con la docotora en su centro de trabajo
      Hospital Quirón salud Cáceres  
      Dirección: Av. de la Universidad, 5, 10004 Cáceres
      Teléfono: 927 18 13 60

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here