Llega la Navidad y nada mejor que pasarlas en familia y amigos degustando una Torta del Casar. Este queso, considerado uno de los mejores del mundo, se ha ganado su merecida fama así como su Denominación de Origen Protegida gracias a tu textura cremosa, su intenso aroma y su inconfundible gusto lleno de matices.

Comer Torta del Casar es un carrusel de sensaciones que se dusfrutan mejor en compañía. 

Con la Torta del Casar un simple gesto como untar pan se convierte en algo sopreprendente. 

Además, hay que subrayar que este la Torta es siempre garantia de calidad gracias a su certificado de origen sin perder la tradición de las antiguas queserías.

Tablas de queso con Torta del Casar

Si quieres disfrutar mucho más del sabor de la Torta del Casar, puedes acomparñarla de otros quesos en una tabla. 

Lo primero que tienes que hacer es tener en cuenta si la tabla será un entrante, un plato principal o un postre. 

En principio, unos 80-100 gramos por cada comensal suele estar bien. Según sea su papel en la comida puedes aumentar hasta 175-200 gramos si queremos que el queso tenga un papel fuerte en la mesa.

Trucos para una buena tabla de quesos

Tienen que ser un mínimo de cuatro variedades. La media suele ser entre cinco y ocho para que los comensales disfruten de lo lindo con una buena gama de quesos. 

Una buena opción es disponer en la mesa quesos nacionales con Denominación de Origen de oveja, de cabra, de vaca, azules… siendo siempre la protagonista la Torta del Casar, en torno a la cual se puede situar el resto según sea su forma de corte o la potencia de su gusto.

Para que la presentación quede estupenda lo mejor es hacerla en una tabla de madera bien conservada y limpia. Otra opción son las bandejas, fuentes de cristal o incluso una piedra como la pizarra. 

Al final, lo importante es que los quesos estén bien atemperados para que se mantengan intactas todas sus propiedades como el sabor, el aroma o la textura.

El pan 

Ya se sabe que no hay queso sin pan. Por tanto, lo suyo es montar también una mesa paralela de panes variados. Puedes jugar con una variedad blanca rústica de miga aromática, elástica y corteza crujiente, así como un buen centeno, con su miga jugosa y algo ácida. Luego puedes incluir algún pan multicereales, otro de frutos secos con pipas, nueces o pasas. Y, por su puesto, si es posible que sean artesanos y de masa madre. Bien acompañada…y sin gluten.

La Torta del Casar, apta para celiacos

La Torta, como casi todos los quesos tradicioales con Denominación de Origen, no contiene gluten. 

Por eso, todos los que padezcan esta alergia disfrutarán de la tabla navideña de otra forma, como por ejemplo con confitura de cebolla o tomate, frutos secos, membrillo, uvas… 

La cuestión es estar abierto a probar nuevas experiencias alrededor de la Torta del Casar. 


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here