Disfruta de la luna llena desde casa con Plena Moon
“Plena Moon”, el homenaje que se le hace a la luna llena, en su cíclica visita, inicia su andadura en 2020. El estado de alarma no va a impedir que este evento celebre la llegada de la luna llena.
Así, la noche del  miércoles santo, el próximo 8 de abril se vivirá la magia de la luna de  ‘Plena Moon’ desde casa. Además, hay prevista una campaña en redes que se pondrá en este día a partir la hora de salida de la luna. En Cáceres a las 21:36 h.
 
La organización invita a los #plenamooners y admiradores de la luna, a que compartan en las redes sociales su arte, sus homenajes y sus actividades inspiradas en la Luna Llena con la etiqueta #plenamoon8deabril. Además, hay que apagar las luces y sacar velas a balcones y ventanas.
 

Plena Moon en el confinamiento

Se sugieren actividades culturales y sociales para hacer en casa, compartir en redes y hacer más global este movimiento. 

Así, la organización invita a compartir información (científica y contrastada) sobre la luna. Además, como la ciudadanía está en casa, puede sacara a relucir pinturas, dibujos, diseños gráficos o creaciones audiovisuales inspiradas en la luna llena. Además, hay multitud de canciones o composiciones musicales, tanto propias como versiones de canciones con la luna como protagonista, que también tienen que ser visibles para celebrar este evento.

En este sentido, también textos, escritos y poesías (de autoría propia, famosas, descubrimientos …), sobre este tema han de ser visibles. Asimismo, hay que preparar con los niños, juegos y actividades “tematizadas” en la luna llena.

En la noche del 8 de abril

La noche mágica del 8 de abril hay que apagar las luces, encender velas y poner “la más chula en la ventana para que se vea y se contagie”.

Igualmente, se pueden diseñar y crear instalaciones y escenografía relativa a la luna y al blanco/negro. Vestirnos esa noche de blanco y/ o negro.

Hacer (y compartir) recetas y cenar esa noche alimentos inspirados en la luna llena o en los colores blanco y negro.  También se puede investigar sobre ritos ancestrales en honor de la luna para bailar con y por la luna llena.

De lo que se trata, al final, es de observar la luna. Hacer fotos de la misma (y de todo lo anterior) y compartirlas invitando a participar. En esta ocasión la experiencia se vivirá en la intimidad, pero no por eso hay que dejar de rendir homenaje a este satélite. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here