Cáceres pedirá a la CHT la declaración del acuífero El Calerizo como masa de agua
Ribera del Marco. Cáceres.

El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado este jueves, con el voto en contra de los concejales de Ciudadanos Raquel Preciados y Antonio Ibarra, la moción presentada por el alcalde Luis Salaya, para solicitar a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) la declaración del acuífero ‘El Calerizo’ como ‘masa de agua’. Después, una vez sea declarado, se le podrá aplicar la normativa vigente relacionada para protegerlo, un hecho que supone un gran paso para su recuperación, conservación y protección.

La primera teniente de alcalde, María José Pulido, ha subrayado que presentan esta moción, haciéndose eco de la demanda de la Plataforma Salvemos la Montaña, y desde el «convencimiento» de que las cuestiones relativas al agua son fundamentales. En esta línea, ha destacado que están estrechamente ligadas a la salud, la pobreza, el hambre, la educación, el desarrollo económico, la igualdad entre mujeres y hombres, la conservación de los ecosistemas, la seguridad alimentaria o la cultura.

En Cáceres todo eso ha sido posible gracias al Calerizo, ha añadido, «y ahora, que por el uso inadecuado, ha perdido caudal y la calidad de su agua, ahora, aún ahora estamos a tiempo de restaurar los valores que El Calerizo ha aportado».

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Naturalmente Cáceres (@naturalmentecaceres)

«Es el momento de retomar la defensa de este patrimonio natural», ha remarcado, «de esta reserva de agua con el fin impedir el deterioro, recuperar el buen estado cuantitativo y químico, racionalizar el aprovechamiento evitando la sobre explotación que rompe el equilibrio de la naturaleza».

En esta línea, el primer paso debe ser conseguir que la CHT le dé la calificación de masa de agua subterránea al Calerizo para poder tener  la protección legal necesaria, indica en nota de prensa el Ayuntamiento de Cáceres.

Esta consideración de masa de agua supondrá «proteger, mejorar y regenerar las masas de agua subterránea y garantizar el equilibrio entre la extracción y la recarga a fin de conseguir el buen estado de las aguas subterráneas. El buen estado de las aguas subterráneas se alcanza cuando tanto el estado cuantitativo como el químico son al menos buenos».

Y también «invertir tendencias significativas y sostenidas en el aumento de la concertación de cualquier contaminante derivada de la actividad humana a fin de reducir progresivamente la contaminación de las aguas subterráneas».

«Alcanzar esa consideración a nuestro acuífero, poder darle la cobertura legal y poner recursos a disposición para el control y mantenimiento, sería un avance esencial en la protección de El Calerizo, pero, además, sería nuestra pequeña contribución desde lo local al desarrollo sostenible global, con el que estamos comprometidos y que nos obliga a afrontar grandes desafíos; entre ellos, conservar el agua y mejorar la gestión de los recursos hídricos del planeta», ha concluido Pulido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here