La alcaldesa de Cáceres en funciones, María José Pulido, atiende a los medios de comunicación - AYUNTAMIENTO DE CÁCERES

El plan de ahorro del Ayuntamiento de Cáceres contempla una reducción de un 38% el gasto energético de la iluminación ornamental de la ciudad, según ha explicado la alcaldesa en funciones, María José Pulido.

«Cuando finalice la actividad laboral se cerrarán y se apagarán todos los edificios municipales» ha destacado Pulido. No obstante, continuarán encendidas las luces de los edificios «donde sí hay actividad», como por ejemplo «el albergue de Valhondo donde vive gente y donde hay un parque al lado, se mantendrá la iluminación ya que esta hace las funciones de iluminación urbana», ha detallado la alcaldesa en funciones.

Iluminación de la parte antigua 

Además, se reducirá el tiempo de iluminación ornamental del casco histórico y permanecerán encendidos hasta la 1 de la madrugada en verano, en vez de a las 2:30 horas, como ocurre actualmente. Durante el otoño y la primavera se iluminarán hasta las 00:00 horas y en invierno hasta las 23:00 horas.

Pistas deportivas

Las pistas deportivas estarán abiertas y encendidas en verano hasta las 23:30 horas, teniendo en cuenta que ahora se usan hasta más tarde por las altas temperaturas, ha informado el Ayuntamiento de Cáceres en nota de prensa.

Ahorro del 38%

«Desde el Consorcio estiman que con estas medidas podremos ahorrar en torno al 38 por ciento del gasto energético anual de la iluminación de estos edificios, una cifra muy considerable. El ahorro energético ya no es una cuestión de ahorro económico sino de necesidad clara y la ciudadanía lo comprende. La 01,00 de la madrugada ahora en verano es una hora prudente para apagar la iluminación ornamental de la ciudad monumental, una zona que se podrá seguir disfrutando con la iluminación de las calles», ha detallado la alcaldesa en funciones.

Durante primavera y verano, el alumbrado actual funciona cinco horas de media y en otoño e invierno durante 8 horas y 15 minutos. Por tanto, con estas medidas se ahorraría el 30% en verano, 50% en primavera, 30% en otoño y de un 42% en invierno, con lo que se ahorraría  un ahorro anual del 38 por ciento de media.

«Cabe recordar que el cambio a LED puesto en marcha por el Ayuntamiento lleva ahorrando energía desde el año 2016, en una cantidad muy superior al 50 por ciento. Lo que refleja que el ahorro es algo que llevamos haciendo desde hace tiempo, con un compromiso visible y demostrable», ha resaltado Pulido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí