Las obras de la Gran Vía de Cáceres, para unir la plaza de San Juan y la plaza Mayor con una plataforma única, han comenzado ya y tendrán una duración de cuatro meses. El proyecto, que se financia con cargo a fondos Edusi de la Diputación Provincial, tiene previsto también la mejora y adecuación de las redes de saneamiento y abastecimiento, así como una nueva línea de tres o cuatro árboles en uno de los laterales para crear un paseo verde integrado entre las dos plazas.

El presupuesto de licitación del proyecto es de 180.000 euros, que proceden del Edusi Red de Municipios Sostenibles de Cáceres, cofinanciado al 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Pluriregial de España 2014-2020. El 20% restante los aporta la diputación cacereña.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, y el presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, han visitado este miércoles las obras, que se adjudicaron a la empresa Asfaltos y Aglomerados Santano SA, y que comenzaron ayer tras el atraso programado debido al rodaje de HBO y el Mercado Medieval.  

Ahora, la idea es que esté terminada para finales de marzo o principios de abril de manera que no interfiera en la Semana Santa, que tendrá lugar a mediados de abril. De esta manera, permitirá celebrar el desfile de San Jorge y la Bajada de la Virgen de la Montaña. No obstante, sí que afectará a otros acontecimientos como la Cabalgata de Reyes, que este año entrará en la plaza Mayor desde la calle General Ezponda, como ya se ha anunciado.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Diputación de Cáceres (@diputacion_caceres)

Cabe recordar que se trata de «una arteria importante de la ciudad», por lo que Salaya la ha calificado como «una obra vital» para que toda la zona centro se convierta en una plataforma única que se completará con la actuación en las calles San Antón, Parras y Clavellinas.

La obras de Gran Vía afectarán también a la parada de taxis ubicada en la Gran Vía, que se ha trasladado unos metros más abajo. Así, durante la reforma, entrarán por la calle General Ezponda y saldrán en línea recta atravesando la plaza Mayor.

Con respecto a las características del proyecto, se ha diseñado una calle sin separación física entre la calzada y la acera, es decir, a una misma altura, aunque sí habrá una delimitación con el uso de distintos materiales. En el diseño del acerado se cumple el ancho mínimo de accesibilidad.

La nueva pavimentación de la calle se constituye en una calzada central de ancho de 5,50 metros, sin separación de carriles, que utilizarán sobre todo vehículos que puedan acceder a la plaza Mayor, tales como taxis o vehículos pesados para organización de eventos en la misma.

A ambos lados de la calzada se dispondrán las aceras, destinadas para uso exclusivo de peatones, que tendrán un ancho variable adaptado a la geometría de la calle, con un mínimo de 2,00 metros y un máximo de más de 7,00 metros.

Por otra parte, el estado de la red de abastecimiento no es adecuado debido al tipo de material que la constituye, fundición gris y al excesivo envejecimiento de la misma que da lugar a averías eventuales, por lo que se cambiará. Con respecto a la red de saneamiento se sustituirá por una de mayor diámetro y de un material que consigue mayor estanqueidad y mayor durabilidad.

«Con esta obra también se va a trasladar una imagen de la ciudad limpia y cuidada, que es fundamental e ir consiguiendo que poco a poco vayamos teniendo toda esta zona como ya está en buena parte acorde al patrimonio que la rodea», ha subrayado el regidor municipal.

Por su parte, el presidente de la Diputación Provincial, Carlos Carlos, ha remarcado la colaboración entre las dos instituciones, no solamente en esta obra que corresponde al programa Edusi, sino en «una relación cordial entre instituciones entre el Ayuntamiento como capital de la provincia y la Diputación como institución que tiene esa relación con todos los municipios de la provincia».

Carlos Carlos ha insistido en que el objetivo del proyecto es «integrar» la Gran Vía en el entorno por lo que la calle pasará a ser una plataforma única sin diferentes alturas para conseguir «la accesibilidad absoluta de la calle con las dos plazas».

Proyectos conjuntos 

Cabe recordar que existen otros proyectos conjuntos que entre ambas instituciones como la reforma de la Plaza de Santiago, la recuperación de la cubierta de la Plaza de Toros o la remodelación de la plaza del Doctor Durán, que se financiarán con cargo a diferentes programas de inversión que gestiona la diputación cacereña.

En esta línea, el presidente de la institución provincial ha señalado que el proyecto de la Plaza de Toros sigue el proceso administrativo y técnico con la redacción de proyecto que, cuando esté terminado y aprobado, habrá que publicar, y licitar para poder adjudicar y comenzar la obra «en los plazos que establece la ley de procedimiento de contratos».

Respecto a la reforma de la plaza de Santiago, que cuenta con un presupuesto de 600.000 euros, el proyecto también está en proceso de redacción con la ayuda del Colegio de Arquitectos porque se trata de una actuación «integral» enmarcada en un programa de participación vecinal. Ambas obras comenzarán a lo largo de 2022, según ha confirmado el presidente de la institución provincial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here