A través de mis ojos está lleno de aventuras inesperadas
Santiago García Grzeschok.

¿Cómo ha sido el proceso creativo de ‘A través de mis ojos’?

Ha sido un largo pero agradable proceso, de unos dos años aproximadamente. Desde el inicio de su creación hasta su publicación por la editorial, sin restar la importancia del trabajo del ilustrador de la portada.

En general, me considero un autor que se toma tiempo en cada una de sus creaciones, escribiendo pausadamente, ausente de cualquier tipo de estrés, buscando un entorno tranquilo donde plasmar ordenadamente mis ideas en un previo borrador para posteriormente y minuciosamente llegar al fin que pretendo.

¿Por qué te has lanzado a la literatura juvenil?

La mayoría de mis obras están dirigidas al lector infantil y juvenil. Me gusta escribir para los niños porque su forma de ser es todavía inocente. Son personas resilientes, el niño se encuentra en el pleno comienzo del descubrimiento de la vida; es el mejor momento para potenciar sus ideales a través de una herramienta tan importante como la literatura. Es por ello que a través del lector infantil  pretendo sumergirme  en un mundo mágico donde todo es posible, donde la alegría y la disposición nos embarga alejándonos de posiblemente la cruda realidad pero siendo conscientes de las responsabilidades a las que como pequeños estamos sujetos. Admiro su  optimismo, la aceptación al cambio, al desarrollo de habilidades de resolución de problemas, en definitiva, son seres asertivos y flexibles en sus pensamientos. Me identifico completamente con ellos y es a ellos a quienes van dedicadas mis obras.

Sin hacer spoilers… ¿nos adelantas de qué trata tu libro?

Se trata de un niño llamado Sam de diez años que vive una feliz infancia junto a su familia y sus amigos, sin embargo una cadena de acontecimientos revolucionará todas sus rutinas. El protagonista atraviesa junto a sus amigos unas aventuras inesperadas, enfrentándose a verdaderos peligros y resolviéndolos como habilidad “propia” de un niño de su edad a fin de resolver un misterio que forma parte del argumento  del libro.

Sam relata al lector su forma de ver y sentir sus experiencias tanto en el torno familiar como fuera de él. 

¿Por qué resulta interesante para los chicos de esa edad? ¿Qué valores transmite?

Se trata de una obra llena de aventuras  y un misterio por resolver, ingredientes atractivos para un niño o niña a partir de la edad de nueve o diez años; cuidando el lenguaje del relato en sus descripciones de forma saludable y activa evitando un posible hastío  para que el lector pueda disfrutar animadamente de dicha lectura.

La convivencia diaria, las experiencias y la adversidad  que atraviesa el protagonista junto a sus amigos le hacen conocer valores tan importantes como: la empatía, la responsabilidad, la eliminación de  prejuicios, el respeto por la igualdad y la honestidad.  

Por último, cuéntanos algo de tus próximos proyectos

Mi próximo proyecto ha empezado justo cuando se ha terminado el último trabajo. Surge de improviso.

El que ya está en marcha trata de ser una obra completamente distinta pero no exenta de valores educativos, dirigida de nuevo a niños y jóvenes. Desde un prisma argumental ajeno a la más triste realidad pero con el control más absoluto de nuestro comportamiento y manera de actuar. Sí a la realidad pero no a la tristeza. Llevará impreso el deseo de dar color al argumento, vitalidad, agilidad a través de nuevas experiencias infantiles  en las que a veces instintivamente se impregna alguna pincelada autobiográfica infantil sumergiéndome de nuevo y disfrutando junto al pequeño lector de las experiencias, aventuras, misterios y el mundo tan diverso que les puede rodear y que está por descubrir.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here