La Fundación Secretariado Gitano ha formado a 16 jóvenes cacereños durante 6 meses en los que han adquirido competencias básicas para poder salir al mercado laboral e incorporarse a dos sectores en concreto, limpieza y jardinería.

El curso, que forma parte de la sexta edición del programa ‘Aprender trabajando’, se ha desarrollado de forma íntegra en Cáceres (ya tuvo lugar en la ciudad una primera edición en 2014) y ha tenido una parte teórica y otra práctica, según explicó la coordinadora de la Fundación en Cáceres, Inmaculada Márquez.

Además del respaldo recibido por el Ayuntamiento, el programa está financiado por el Fondo Social Europeo y ha contado con la colaboración de entidades como La Caixa.

Formación dual

La semana pasada se celebró la entrega de diplomas a los 16 jóvenes participantes y antes de que comenzara el acto, Inmaculada Márquez explicó algunas de las claves de su éxito. Por una parte, la formación que reciben es dual, es decir, durante el primer mes han trabajado las competencias básicas y transversales en materias como matemáticas o lengua y partir del segundo comenzaron con las prácticas en las empresas. Han sido tres empresas de la ciudad las que han colaborado: dos de limpieza y una de jardinería. En la segunda parte, de los cinco días de la semana, cuatro han estado dedicados a las prácticas laborales y un día han seguido trabajando competencias transversales. “Hemos tenido la colaboración, por ejemplo, de UGT para formar a los jóvenes en materia de empleo y sindicalismo”, precisó Márquez.

En ediciones anteriores se consiguió que más de la mitad de los jóvenes fueran contratados en las empresas donde realizaron las prácticas

El objetivo principal es mejorar la empleabilidad y la inserción en el mercado laboral de los participantes desempleados y sin estudios, pero con actitudes y motivación para trabajar. Además, según indicó la directora territorial de la Fundación, María Teresa Suárez, “se pretende romper las barrera de los prejuicios y aportar a los jóvenes una formación que es valorada en las empresas”. Asimismo, “se busca que estos jóvenes también retomen los estudios”.

En ediciones anteriores, destacó Suárez, se consiguió que un 52% de los alumnos fuera contratado y que un 45% retomara los estudios que habían abandonado. Sobre las cifras de este año, Inmaculada Márquez se mostró cauta, ya que la formación no acabará hasta el 3 de agosto.

En primera persona

Uno de los alumnos del programa, Manolo Ortiz Cortés, describió el programa como positivo y valoró las prácticas por “su seriedad y porque te permiten adquirir experiencia”. El joven de 29 años vive con su madre y se encontraba en una situación de vulnerabilidad ante la falta de empleo y ahora espera que la formación le sirva para encontrar un empleo y que así pueda mejorar su situación. “Estoy bastante contento, hemos pasado por tres empresas y lo he dado todo en ellas, creo que tengo posibilidades de quedarme”, indicó.

La alcaldesa quiso estar presente en la entrega de los premios y recordó que el Ayuntamiento siempre está al lado de las actividades que lleva a cabo la Fundación. Nevado destacó la importancia de este proyecto al ofrecer una oportunidad de empleabilidad y aseguró que el resultado es parecido al de otros programas con el mismo perfil y es que, muchos acaban trabajando en las empresas donde han recibido esa formación. “Queremos seguir apoyando a los jóvenes que tienen más dificultad”, subrayó.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here