Radio Caravana' quiere recuperar el valor de los pueblos y su capacidad transformador

¿Cómo surge Radio Caravana?

Podría decir que la idea original surge en 2007. En el mismo momento en que por cuestiones personales dejo de hacer radio en activo. Hasta aquel año había trabajado o colaborado durante 14 años aproximadamente en distintas emisoras de radio locales, Radio Forum en Mérida y posteriormente Radio Plasencia Centro en Plasencia. Creo que justo el primer día que dejo de hacer radio empiezo a pensar en cómo podría regresar desde una perspectiva mucho más libre e independiente y comienza a fraguarse la idea de hacer una emisora itinerante.

En 2013 esta idea empieza a coger forma gracias a conocer distintas experiencias de radios comunitarias que se habían dado en Sudamérica. Desde la asociación Educatierra, junto a personas muy comprometidas con el mundo rural y la cooperación, como Alberto Cañedo y Lorena Rodríguez Lucero, planteamos por aquel entonces la posibilidad de construir una emisora educativa en algún elemento que le permitiera cierta movilidad. No sabíamos aún muy bien si hacerla en contenedores industriales y que más que itinerante fuera portátil o si directamente ponerla en una furgoneta. Era para un proyecto de cooperación en República Dominicana y el proyecto se quedó en el aire, pero cuánto más vueltas le daba al mismo más posibilidades veía de hacerlo en Extremadura.

A la par, mientras todo esto ocurría, desde una pequeña empresa de agricultura ecológica que montamos entre mi amiga, Elena Arroyo, y yo, empezamos un precioso proyecto que no pudimos desarrollar en su totalidad y que, por falta de tiempo, no tuvo la difusión que pretendíamos darle. Se llamaba ‘Con saberes recuperamos sabores’ y consistía en una serie de vídeos, grabados en pequeños pueblos de Extremadura, en los que las personas mayores nos contaban recuerdos de su tradición agraria, ¿Cómo se cultivaba? ¿Qué cultivos había? ¿Qué herramientas se usaban? ¿Cómo era un día en el campo? Respuestas que recogimos en unos vídeos cargados de nostalgia que un día volverán a ver la luz.

En ese momento fui consciente de que ambos proyectos debían unirse algún día, el de recuperación de la sabiduría popular y el de aquella radio itinerante y libre que recorriera los pueblos de la región.

En 2018 conocí el proyecto de Ondas Intercurrurales de AECOS y fue lo que me impulsó a ir dándole forma a aquella idea recurrente.

Sin embargo, no ha sido hasta este año, y a causa de las sensaciones vividas por culpa del COVID-19, cuando decidí que el proyecto tenía que llevarse a cabo. Ver como muchos sueños y proyectos de vida se interrumpían de manera abrupta a mi alrededor por culpa de una enfermedad y comprobar además que afectaba sobre todo a esa parte de la población, nuestras personas mayores, y que con ellas se iba para siempre gran parte de toda esa tradición oral que quería recoger, me hizo tomar la determinación de ponerlo en marcha.

Mucha gente me habló de la posibilidad de buscarle una financiación pública, a través de algún tipo de subvención, pero eso me hacía temer que pudiera perder parte de su independencia, y por eso opté por la vía de la microfinanciación, para que fuera un proyecto de la gente para la gente.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoy es José Manuel DÍEZ, @duendejosele , quien nos muestra su apoyo. Muchísimas gracias. www.radio caravana.es

Una publicación compartida de Radio Caravana (@radiocaravanaextremadura) el

¿Cómo es preparar un programa de radio en plena Extremadura rural?

Al margen de las dificultades técnicas y las complicaciones que pueda acarrear es sobre todo ilusionante. Sobre todo, porque no quiero hacer un programa de radio al uso, sino que los micrófonos estén abiertos a quien quiera participar en el pueblo en el que estemos sin escaletas ni normas. No se va a tratar de un programa estandarizado de entrevistas en el que se entreviste a las personas que vayan pasando por el micrófono, sino que contará con total y absoluta libertad para que cada persona pueda hablar de lo que quiera. Quizás la parte más complicada vendrá después, en la recopilación de toda esa información, pero quiero que nadie se vea dirigido a un espacio o tema concreto.

Por supuesto quien prefiera el modo entrevista, porque se sienta más cómoda, podrá intervenir bajo este formato, pero la intención es que en los 4 días en los que la caravana esté en cada pueblo sus habitantes tengan la posibilidad de hacer la radio que les gusta. Tendrán libertad para hacer un programa musical quien lo desee o incluso una retransmisión deportiva si coincide y alguien se anima a hacerlo.

Para mi es muy importante recopilar todo ese conocimiento que está en manos de nuestras personas mayores y amenazado de extinción, todas esas tradiciones, costumbres, folclore, anécdotas, chascarrillos, usos y recetas que pueden desaparecer por falta de transferencia generacional, y ese es el objetivo principal del proyecto, pero también es muy importante dar voz a quienes habitualmente no tienen acceso a un medio de comunicación y captar sus opiniones, reflexiones, experiencias o iniciativas y despertar su espíritu crítico. Hacer ver el mundo rural como lo que es, un espacio vivo y rico, que está anulado en muchas ocasiones por un urbanocentrismo sumido en la suficiencia y eliminar esa pátina de vergüenza o complejo con que se le ha intentado impregnar para favorecer el éxodo a las ciudades. Me gustaría que sirviera en parte para recuperar la autoestima del mundo rural y reivindicar su esencia.

¿Cómo surge la comunicación con AECOS?

De manera casual, o quizás causal. Habían iniciado su proyecto de ondas interculrurales en distintos pueblos y uno de los primeros que se apuntaron fue Carcaboso, un pueblo al que le tengo un especial cariño por los numerosos proyectos puestos en marcha en favor del apoyo mutuo, la buena vecindad y convivencia y la agroecología.

Gracias a estos proyectos había trasladado mi residencia a aquella localidad y, como no podía ser de otra forma, cuando me enteré del proyecto de AECOS me acerqué a participar y me encontré con un reflejo de la radio que quería.

José Manuel, Sandra, Silvia, Elisabeth, y el resto del equipo de AECOS planteaban esa forma de hacer radio que siempre había soñado, una radio para y con la gente, que atendía de manera particular la parte más interna de la sociedad rural desde una perspectiva totalmente antropológica.

La gran implicación de numerosas personas del pueblo me llevó a pensar que esa respuesta se podría tener en cualquier localidad de la región y lo comprobé cuando visité algunas de las experiencias que AECOS desarrollaba en otros municipios. Quizás fue la jornada en Jarandilla de la Vera la que me abrió los ojos y me llevó a desarrollar de manera más concreta el proyecto de radio Caravana.

En un encuentro en Mérida, organizado por AECOS, y al que asistieron las personas responsables del proyecto en distintos municipios, hablé por primera vez en público de esta idea, y al ver la excelente acogida de aquel público, que hacía la radio que a mi me gustaba, decidí que debía llevarse a cabo en algún momento.

Desde entonces ha ido cogiendo forma y puliendo detalles hasta ahora que, como contaba antes, decidí que era el momento de lanzarlo.

¿Por qué es necesario un proyecto como Radio Caravana?

Primero, y egoístamente, es necesario para mi como desarrollo personal y objetivo vital. Tras muchos años de dedicación a la comunicación, en distintas áreas, y a la transformación social, desde una perspectiva absolutamente personal que no tiene por qué coincidir con el resto, implicado en colectivos y movimientos sociales que buscan una transformación de las estructuras existentes y un desarrollo del espíritu crítico, supondría una forma de centralizar todos esos propósitos personales.

A nivel social creo que es positivo para la reivindicación de la ruralidad, de su verdadera esencia y de su cultura y sabiduría. No sé si elevarlo a la categoría de necesario, pero considero que sí puede ser importante para plantear la alternativa rural como medio de vida, porque puede ayudar a limpiar estigmas y eliminar estereotipos.

La estrategia social de los años 60 para vaciar los pueblos en busca de mano de obra barata y sumisa revistió de incultura y vulgaridad todo el gran conocimiento existente en el mundo rural y creó un complejo que aún perdura. Asoció toda aquella sabiduría con la ignorancia y provocó una ausencia total de autoestima.

Todo esto ha ido consolidándose con un modelo educativo incapaz de generar arraigo, con una falta absoluta de impulso al espíritu crítico, y con la consolidación del pensamiento único y la tendencia centralizadora del urbanocentrismo imperante. Aún hoy, pese al gran fracaso de la urbe, se asocia vivir en la ciudad con un modelo de éxito y el mundo rural como la última opción.

Pues Radio Caravana parte con esa premisa, la de recuperar todo ese conocimiento para ponerlo en valor y demostrar su vigencia, actualidad y capacidad transformadora.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoy nos llega este precioso apoyo de Paco Cifuentes. Que maravilla encontrarnos con gente tan bonita en la travesía de esta aventura. Muchas gracias. Www.radiocaravana.es

Una publicación compartida de Radio Caravana (@radiocaravanaextremadura) el

¿Cuántas vivencias están escondidas en los pueblos de Extremadura?

No podría cuantificarlas, creo que el número más acertado sería “todas”.

Los pueblos de Extremadura han vivido muchos procesos transformadores, la gran mayoría de ellos negativos, pero sus habitantes han sido testigos y portadores de una gran tradición y cultura.

Nuestra peculiar situación geográfica, tan lejos y tan cerca de todo, nuestra variedad orográfica y natural, nuestra gran extensión y nuestra historia, nos han ido dotando de una gran amalgama de formas de vivir y sentir y, por tanto, de una gran riqueza existencial. Por nuestras tierras han pasado cientos de pueblos que han ido dejando sus costumbres y hemos bebido de un promiscuo multiculturalismo que enriquece nuestras tradiciones y costumbres.

Nuestra lengua, nuestra forma de vivir, nuestras fiestas y nuestro folclore conforman un rico mosaico que hay que ir componiendo y para ello es necesario que todas esas experiencias se recojan antes de que muchas desaparezcan en el olvido.

Es emocionante trasladarse a cualquier pueblo de Extremadura con Radio Caravana y hablar con sus gentes y descubrir toda esa sabiduría que esconden porque todo eso explica quiénes somos y por qué.

¿Cómo podemos apoyar este proyecto?

Hay varias maneras de apoyarlo, la principal comprendiéndolo y tomando parte cuando pare en nuestra localidad. Pero ahora estamos en la fase de micromecenazgo, esto es, estamos recaudando fondos para poderlo desarrollar. Nos hemos fijado un objetivo de 5500 euros iniciales, aunque para adaptar la caravana tendríamos que irnos hasta los 7.500, que nos permitirían comprar el vehículo y personalizarlo. El resto del equipo ya lo tengo y lo pondría a disposición del proyecto.

Para poder colaborar se puede hacer a través de goteo.org, buscando Radio Caravana o a través de formas de pago más tradicionales, como transferencia a cuenta, paypal o bizum. Todo el dinero que se saque a través de estos medios se ingresará inmediatamente en Goteo a nombre de quien haga la aportación. Esto es porque Goteo obliga a alcanzar el objetivo para darte lo recaudado, si no se alcanza lo que hacen es devolver el dinero a los donantes. Por eso es importante que todo lo que entre pase por esta plataforma.

Y la tercera forma de colaborar, y también muy importante, es ayudando a difundirlo. Sé que es muy difícil para mucha gente aportar dinero, aunque sea una pequeña cantidad de 5 euros, ya que la situación está complicada. Pero todas esas personas tienen sus redes de contactos y quizás alguno o alguna tenga una situación un poco más relajada económicamente hablando. Por eso pido a todas a usar sus redes para hacer llegar el proyecto al mayor número de personas.

También he abierto la posibilidad de poner publicidad en la caravana. No mucha. No quiero que sea un poster andante, pero sí que alguna casa publicitaria pueda pasear su nombre por toda la región en la caravana. Por supuesto se tendrá muy en cuenta qué casas podrán anunciarse. Es un proyecto muy vinculado a ciertos valores éticos y no permitiremos que se anuncien empresas que no cumplan ciertos compromisos de responsabilidad social o que su imagen esté vinculada a valores que no se correspondan con los que emanan de este proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here