Primeros pasos para la construcción del centro budista

La pasada semana, el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, la consejera de Cultura, Nuria Flores, entre otras autoridades, viajaron Kathmandú (Nepal) para reunirse con el presidente de la Asamblea Nacional de Nepal, Ganesh Prasad Timilsina y comenzar a trabajar en la construcción de un templo budista en Cáceres.

En la cita el alcalde transmitió al mandatario Nepalí la “importancia” de estrechar lazos de colaboración entre Nepal y Cáceres, sobre todo en en el ámbito turístico, ya que ”que pueden ser enriquecedores para ambas partes”, explicó Salaya. Por un lado, Nepal quiere atraer más turistas y, por otro, Cáceres, quiere mirar hacia Asia para fomentar la oferta de turismo espiritual. Algo “que podría ser muy rentable para la ciudad”, matizó el regidor.

A día de hoy no se sabe cuál sería la ubicación del templo en la ciudad

Asimismo, se avanzó el tema de la construcción del templo budista y se trató sobre la “la importancia de generar una cultura de paz en tiempos tan convulsos en nuestro mundo”, quiso resaltar Luis Salaya.

El alcalde estuvo acompañado de la consejera de Cultura, la directora general de Acción Exterior, Rosa Balas, el concejal de Turismo, Jorge Villar, así como los empresarios Pilar Acosta y José Manuel Vilanova. El objetivo es colaborar estrechamente con la ciudad de Lumbini para avanzar en la construcción del centro budista, que está promovido por la Fundación Lumbini Garden.

Cáceres y Lumbini, ciudades hermanas

Luis Salaya y Manmohan Chaudhar, firmaron el pasado viernes un Memorándum de colaboración entre ambas ciudades, un primer paso para un futuro hermanamiento entre ambas ciudades.

“Si lo hacemos bien, este proyecto irá mucho más allá de la construcción del centro budista, que ya tendría uno réditos positivos para la ciudad, pero además estamos encontrando mucho interés por la relación con nuestras empresas”, detalló el alcalde tras mantener varios encuentros con mandatarios del gobierno de Nepal. Entre estos, destaca la reunión con el ministro de Turismo de Nepal Lila Giri.

Al hilo de lo anterior, Cáceres podría colaborar en campos como las energías renovables, la modernización de la agricultura y otros ámbitos que pueden abrir nuevos mercados a las empresas cacereñas.

Ubicación del templo
La primera teniente de alcalde, María José Pulido, indicó que “el terreno no se puede situar todavía en el mapa porque no se ha llegado a esa fase”. Lo que sí dejó ver es que se trataría de una cesión a los promotores y para ello será necesaria la unanimidad se necesitará la unanimidad de la corporación municipal para llevar a cabo la recalificación urbanística de cambio de uso. De todos modos, señaló que ahora no puede cerrarse nada, aunque les “gustaría que viniera aquí y ser una ciudad atractiva para atraer este centro y toda la energía está puesta en mostrarnos atractivos para que venga el centro aquí y, en una segunda fase, veremos cómo se hace”. Pulido no quiso pronunciarse sobre la posibilidad de levantar el templo en el paraje de Valdeflores. Por su parte, el consistorio se ha mostrado favorable a ceder alguna parcela municipal pero también está en el aire que provenga de alguna institución privada. Además, cabe la posibilidad de que este proyecto se lleve a cabo a través de alguna figura urbanística como un Proyecto de Interés Regional (PIR) que podría facilitar la Junta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here