Plena inclusión Extremadura presenta un plan de desescalada
Sede de Novaforma, perteneciente a Plena inclusión Extremadura

Plena inclusión Extremadura ha trasladado a la Junta una propuesta con una serie de medidas para volver de forma paulatina a la normalidad. Así, la entidad pública tiene en cuenta las mejores condiciones de salud y seguridad para las más de 4.300 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que atiende de forma presencial en los 140 centros que gestiona en la región.

Plena inclusión Extremadura, que está compuesta por 27 asociaciones, ha hecho llegar su plan de desescalada tanto al presidente de la Junta, como a las consejerías de Sanidad y Servicios Sociales. En este sentido, explica la entidad, contiene medidas que afectan a los servicios sociales especializados concertados o subvencionados, (Atención Temprana, Habilitación Funcional, Centros Ocupacionales, de Día y Viviendas y Residencias), y a la de Educación y Empleo, porque tiene previstas medidas para los Centros Educativos que trabajan con personas con discapacidad intelectual, y para los Centros Especiales de Empleo.

“Atención centrada en la familia y en la persona”

Las medidas, que van desde las más generales hasta las más específicas para cada centro, han sido consensuadas por grupos de expertos, “servicio por servicio”. De esta manera, quiere aportar más seguridad a las familias y que éstas se sientan atendidas “singularmente”. Así, esta misiva promueve en el documento el modelo de “atención centrada en la familia y en la persona”.

El documento elaborado por Plena inclusión Extremadura recoge la “fase de Desescalada segura, planes de Contingencia y tránsito hacia una nueva normalidad”. Para ello, será  necesaria una “mayor flexibilización de los actuales modelos de servicios y nuevas fórmulas de atención en colaboración con la Administración regional”.

Entre las medidas que propone el documento destacan el acondicionamiento de locales y edificios a las nuevas circunstancias, así como la dotación de equipos de protección individuales y test rápidos. Además, necesitan ayudas para la reactivación de los Centros Especiales de Empleo, educativos, servicios de apoyo diurno, y dispositivos residenciales. También precisan de inversión en tecnología y aumento de apoyos en la Comunidad.

Plena inclusión Extremadura

Plena inclusión Extremadura cuenta con la red de servicios y apoyos a la discapacidad intelectual y del desarrollo (autismo, parálisis cerebral y síndrome de Down) más grande de la región, con presencia en las grandes ciudades y en el entorno rural.

Más de 1.700 trabajadores trabajan a diario en alguna de las 27 entidades que integran la federación, distribuidas en todas las comarcas de Extremadura. En sus centros se presta apoyo a más de 4.300 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y a 3.300 familias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here