pah-bankia

El presunto delito de estafa a los accionistas de la entidad financiera afecta a miles de ciudadanos en la región, según Ausbanc.

El presunto delito de estafa a los accionistas de Bankia ha supuesto en Extremadura la pérdida de 68 millones de euros, según la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc). El colectivo ha anunciado hoy una acción legal conjunta, que planteará la posibilidad de alcanzar un acuerdo para “evitar la vía judicial”.

El delegado de Ausbanc en Extremadura, Juan Luis Picado, asegura que “la finalidad de la acción conjunta, por la indebida comercialización de acciones de Bankia, es forzar la negociación por parte de la entidad financiera, para evitar la vía judicial”.

A tal efecto, las oficinas de la delegación de Ausbanc en Extremadura estarán abiertas con consultas gratuitas en los meses de diciembre, enero y febrero, a todos aquellos afectados que quieran adherirse a esta acción judicial y que “quieran recuperar su dinero depositado en acciones de Bankia”.

La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios plantea una demanada conjunta

Así, la delegación de Ausbanc en Extremadura estima “en miles”, los afectados en la región por la “indebida comercialización” de acciones de la entidad financiera; “ascendiendo la pérdida total a una cifra cercana a los 68 millones de euros”.

Picado recuerda que el informe del Banco de España, recientemente publicado, “prueba de manera fehaciente, la falsedad contable de las cuentas anuales que sirvieron de soporte para la salida a Bolsa de Bankia”.

Picado pone el ejemplo de uno de los demandantes que integra esta acción legal conjunta, J.R.N. que era cliente de Caja Madrid, donde depositó 18.750 euros (5.000 acciones de Bankia a 3,75 euros/acción) como participación en la OPS lanzada por Bankia en junio de 2011, “en base a la imagen de solvencia y fortaleza financiera y patrimonial de la que alardeaban los dirigentes y directivos de la entidad; respaldados por información contable que arrojaba beneficios de más de 400 millones de euros”.

A finales del año 2012, “apenas un año después de la salida a bolsa, y después de la revisión y reformulación de las cuentas anuales del grupo, el mencionado beneficio se transformó en pérdidas por valor de 19.193 millones de euros”.

De esta forma, las 5.000 acciones antiguas que poseía J.R.N. “pasaron a ser 50 acciones nuevas, con un valor de 50 euros. Es decir, los 18.750 euros que tenía en 2011 se transformaron en solo 50 euros; una pérdida del 99,6%”.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here