taba

En Extremadura y Andalucía el comercio ilegal sigue al alza.

En nuestro país el contrabando de tabaco ha experimentado en los últimos años un incremento espectacular, y la región extremeña no es ajena a este fenómeno. España pierde alrededor de 1.631 millones de recaudación fiscal total, según datos extraídos del informe AFI (Analistas Financieros Internacionales).

Según el último informe AFI, que hace referencia al periodo de tiempo entre que comenzó la crisis (2007) y se publicó el informe (2013), en España la caída de las ventas legales ha supuesto un 29,4% del total. Pero en regiones como Extremadura y Andalucía el porcentaje es superior, dado que en Gibraltar se produce un foco muy importante de contrabando. Un contrabando que está impulsando la economía sumergida por la alta tasa de desempleo que sufre el país y por, según el sector, la restrictiva normativa europea aprobada recientemente en el Eurocámara, además de que los productos del tabaco están muy gravados en toda la UE.

En este sentido, el mismo informe del AFI señalaba que la propuesta de directiva sobre productos del tabaco supondría, en el caso de Extremadura, la destrucción de 1.335 empleos y la pérdida de 17,6 millones del valor añadido bruto (VAB) -en el escenario más pesimista- o de 392 puestos de trabajo menos y una caída de 5,2 millones en el VAB, en condiciones más optimistas.

Contrabando en Extremadura

El contrabando de tabaco se sitúa en el 40% en Extremadura en el primer semestre de 2014, frente al 39,3% del conjunto de 2013, según se desprende de los datos de la última encuesta de cajetillas vacías de IPSOS recogidos por la Mesa del Tabaco.

A nivel nacional, el contrabando de tabaco se ha estabilizado en el 11% en el mercado nacional, aunque sigue creciendo en Andalucía, donde alcanza una cifra récord, ya que cuatro de cada diez cigarrillos consumidos no paga sus impuestos en la Península.

En concreto, el tabaco no doméstico en la Península representó el 11,2% de los cigarrillos consumidos en el primer semestre de este año, frente al 11,3% del conjunto de 2013, como consecuencia de la contención del comercio ilícito de tabaco en comunidades como Cataluña o Valencia, mientras que en Andalucía, principal foco del problema, el contrabando alcanza el 40,1%.

Una de las tendencias que se aprecia en esta última encuesta de Ipsos es el crecimiento del comercio ilícito de tabaco en las regiones limítrofes a Andalucía.

Por ejemplo, en Albacete crece un 55%, al pasar la incidencia del tabaco no doméstico del 3,1% en 2013 al 10,1% en el primer semestre de 2014. Algo similar ocurre en Extremadura, donde se sitúa en el 40% frente al 39,3 por ciento del año anterior.

“El comercio ilícito de tabaco es un problema que nos afecta a todos los ciudadanos. Cada vez que se adquiere una cajetilla ilegal se produce un fraude fiscal, ya que el 80% del Precio de Venta al Público (PVP) de los cigarrillos son impuestos, se facilita el acceso de los menores al tabaco y la financiación de las mafias internacionales”, subraya el portavoz de la Mesa del Tabaco, Juan Páramo.

A su juicio, la solución del problema del comercio ilícito de tabaco no es sencilla y requiere la implicación del conjunto de la sociedad.

En este sentido, la Mesa del Tabaco concibe la lucha contra el comercio ilícito de tabaco desde un punto de vista global con diferentes iniciativas que van desde la concienciación y educación ciudadana a la cooperación entre gobiernos, fuerzas de seguridad e iniciativa privada, pasando por la implementación de tecnología que asegure la cadena de suministro legal o de políticas efectivas, con sanciones disuasorias estrictas a los delincuentes que se dediquen al comercio ilícito de tabaco.

Crisis y contrabando

productosstraperlo+postguerra+3Se trata de un binomio recurrente que se desarrolla con las situaciones económicas más precarias. Así, durante la crisis de 1993, según los datos que maneja Altadis, el contrabando llegó a representar hasta el 23 % del total de las ventas en territorio nacional.

Para el desarrollo del comercio negro del tabaco existen dos puntos calientes: los pasos fronterizos de Gibraltar y Andorra; sin olvidarnos de los puertos de Valencia, Algeciras y Barcelona, para abastecer a toda la península.

20.000 familias viven del tabaco

Según el director general de Acción Exterior del Gobierno extremeño (GobEx), Enrique Barrasa, del sector tabaquero extremeño viven 20.000 familias extremeñas. Un sector que aglutina a más de 2.000 agricultores principalmente en las comarcas del norte de Cáceres.

Además, genera 5.000 puestos de trabajo y supone el 93% de la producción de tabaco en España, por lo que desde el GobEx se ha “trabajado codo con codo con el sector tabaquero extremeño y con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente” para respaldar este cultivo.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here