Reescribir el futuro de miles de niños necesitados y permanecer en sus vidas para siempre está ya al alcance de quienes quieran hacerlo realidad. Es posible con el Testamento Solidario de UNICEF, un legado que hará que cuando uno ya no esté, cuando una vida se agote, pueda seguir dando vida a otros, a esos muchos pequeños que, gracias a esas solidarias herencias, pondrán recibir protección, medicinas, comida…

Cualquier aportación, por pequeña que sea, será enorme, pues marcará la diferencia en las vidas de muchos niños. Pequeños ahorros se transformarán en miles de vacunas contra la polio y el sarampión, un coche en tratamientos contra la desnutrición aguda, una casa en la necesaria escuela para dar educación… Con bienes donados se podrá, en definitiva, posibilitar para miles de niños un futuro mejor.

Muchos, es seguro, verán en este Testamento Solidario un inmejorable destino para sus bienes, pero es posible, que se planteen dudas sobre cómo se gestionarán o qué destino se les dará a esos bienes. UNICEF lo entiende y por ello, con la total transparencia que figura entre sus valores, da respuesta a esas lógicas preguntas que se pueden platear.

Cada bien un destino

Sobre la gestión de todos los bienes que sean legados se asegura transparencia, eficiencia, colaboración con todas las partes y cumplimiento de las obligaciones legales y fiscales; y sobre el destino de los fondos obtenidos con ellos, serán los programas de UNICEF, las prioridades existentes en cada momento.

Gracias a ‘solidarias herencias’ miles de niños necesitados podrán recibir protección, medicinas, comida…

En el caso de bienes inmuebles legados, serán tasados por una entidad oficial cuya cantidad marcada será la que se fije para su venta, y todos los gastos desde la adjudicación hasta la venta los sufragará UNICEF; los fondos de inversión o acciones se ponen a la venta en el momento más oportuno o de mayor rentabilidad; los bienes de valor especial, como joyas, cuadros…, se tasan y subastan por entidades oficiales; y el dinero en efectivo o en entidades financieras se ingresa en la tesorería de UNICEF.

En cuanto a los bienes de valor sentimental, como fotos, documentos, recuerdos…, se entregan a los familiares o a personas que han cuidado al fallecido; y aquellos artículos domésticos que son útiles, pero que carecen de valor económico o sentimental, son donados a una entidad benéfica de ámbito nacional.

Se responde así a las dudas sobre la gestión y destino de los bienes legados, pero a éstas cuestiones se pueden sumar otras como si el hacer un testamento solidario puede suponer alguna obligación o coste, pero esto es algo que no ha de preocupar, UNICEF lo facilita todo. En la plataforma online de Testamenta se asesora durante todo el proceso, redactan el testamento, y facilitan el notario y cualquier trámite que se necesite sin coste alguno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here