El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha informado este lunes que la ciudad ha registrado ya el primer detenido por el incumplimiento de las medidas decretadas por el estado de alarma. Se trata de una persona que está en libertad con cargos y que fue sorprendido en dos ocasiones por la Policía Local este fin de semana cuando llevaba a varios pasajeros en su coche.

Así, los agentes identificaron a un conductor que llevaba a varias personas en su vehículo y horas después fue interceptado de nuevo transportando a cinco viajeros, por lo que fue detenido y todos los acompañantes han sido sancionados por no respetar las medidas de seguridad contra la propagación del coronavirus.

Además, este fin de semana, la Policía Local de Cáceres ha parado a 120 conductores y a 150 peatones que circulaban por la ciudad para identificar la causa de su presencia en las calles. De estos, se han interpuesto un total de 71 denuncias (26 el sábado y 45 el domingo) a diferentes personas por saltarse las medidas y permanecer en la calle sin un motivo justificado.

Los barrios más incumplidores del estado de alarma son Aldea Moret y el Paseo de Cánovas, donde se ha detectado la presencia de personas mayores que pasean por estos jardines, situados en el centro de la ciudad. Por contra, los cacereños que más están cumpliendo las normas de confinamiento son los residentes en Casa Plata “donde no se ve un alma en la calle”, ha indicado Salaya.

El alcalde ha hecho un llamamiento a los mayores porque una parte importante de las denuncias que se han interpuesto han sido a personas de avanzada edad. “Es una locura que haya personas de un colectivo de riesgo, como son los mayores de sesenta años, paseando por Cánovas o la Ciudad Monumental prácticamente todos los días”, ha dicho el alcalde, que ha insistido en que están llegando muchas quejas del Paseo de Cánovas, al tiempo que ha recordado que se multa igual a las personas mayores que a los jóvenes.

Seis policías infectados

Respecto a los casos positivos por coronavirus en la Policía Local se ha elevado a seis el número de agentes infectados de un total de nueve pruebas realizadas. Dos han dado negativo y hay un resultado pendiente de conocer.

No obstante, ninguno de los agentes enfermos está teniendo complicaciones en la evolución de la infección y no han requerido hospitalización, por lo que permanecen en aislamiento domiciliario a la espera de que “superen esto lo antes posible y con los menores problemas posibles”, ha dicho Salaya.

El alcalde ha estado hablando con casi todos los agentes que han dado positivos y más allá de la enfermedad, “están en buen estado y ninguno ha tenido complicación. Están en sus casas, tranquilos y serenos”, ha concluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here