La Central Nuclear de Almaraz cifra en 91 millones de euros el impacto negativo que supondría el cierre de esta instalación en la economía extremeña, que genera 2.900 empleos en la región entre directos, indirectos e inducidos, y 45 millones de euros de contribución al entorno en el que se sitúa.

Unos datos que se han puesto de manifiesto con motivo de la rueda de prensa que el director de la Central Nuclear de Almaraz, Rafael Campos, y el responsable de Relaciones Institucionales de la Central Nuclear de Almaraz, Aniceto González, ofrecieron la semana pasada en Navalmoral de la Mata para hacer el balance del primer semestre del año.

En concreto, según ha informado Europa Press, durante el primer semestre de 2018, la producción bruta generada entre las dos unidades de la Central Nuclear de Almaraz ha sido de 8.150 millones de kilovatios hora (kWh), mientras que la producción neta conjunta se ha elevado a 7.860 millones de kilovatios hora (kWh).

A cierre del primer semestre de 2018 su plantilla es de 405 empleados propios

Unos datos que ponen de manifiesto que la Central de Almaraz produce el 6 % de la energía eléctrica que se consume en todo el país, por lo que se trata de “una de las centrales que más aporta”, ya que supone entre un 25 y un 30 por ciento de la producción nuclear española, ha explicado Rafael Campos.

Por reactores, cabe destacar en la unidad I ha producido 4.514,6 millones de kilovatios hora (kWh) durante el primer semestre, en el que ha funcionado sin ninguna parada, mientras que para está previsto que realice una parada para recarga el 29 de octubre, que durará 35 días.

La unidad II ha generado durante el primer semestre 3.635,6 millones de kilovatios hora (kWh), una producción menor debido a que realizó una parada para recarga durante 33 días entre el 9 de abril y el 11 de mayo.

Durante la parada para recarga se han implantado 20 modificaciones de diseño

Durante esta parada para recarga realizada en la Unidad II se han implantado 20 modificaciones de diseño y se han llevado a cabo más de 9.700 actividades de revisión y mantenimiento de equipos y componentes, unos trabajos en los que se contrataron 1.200 trabajadores adicionales a la plantilla.

Con estos datos, el director de la Central Nuclear de Almaraz ha destacado que en este semestre la planta ha conseguido su “misión, que es producir energía eléctrica de forma segura, fiable y por supuesto protegiendo en todo momento al público, al medio ambiente y la instalación”.

Rafael Campos ha destacado que la Central Nuclear de Almaraz es “motor generador de empleo”, ya que a cierre del primer semestre de 2018 su plantilla es de 405 empleados propios, más otros 400 trabajadores diarios de empresas especializadas, y a los que se suman los 1.200 trabajadores adicionales de las paradas de recarga.

Trabajo intenso

En su intervención, Campos ha destacado el semestre “intenso” que ha supuesto en la Central Nuclear de Almaraz debido a la recarga de la unidad II, la preparación para la puesta en servicio del Almacén Temporal Individualizado, o la visita durante tres semanas de una misión OSART.

Campos ha señalado que en febrero la Central Nuclear de Almaraz recibió la visita de los miembros del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) así como de técnicos expertos de otras plantas nucleares, que analizaron y evaluaron diversos aspectos de la planta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here