La campaña de la vacunación de la gripe comienza el 13 de octubre en Extremadura

La campaña de vacunación contra la gripe 2020/21 comenzará el próximo martes, 13 de octubre, en Extremadura con el objetivo de vacunar al 75% de los mayores de 65 años, al personal sanitario y sociosanitario de la región, así como al 60% de las personas de riesgo, a embarazadas y a trabajadores esenciales.

Esta campaña de vacunación que este año es “diferente y singular” debido a la pandemia de coronavirus. Por esta razón se ha adelantado su comienzo a mediados del mes de octubre, y que está previsto ampliar la cobertura de personas vacunadas.

Cabe destacar que Extremadura cuenta este año con un 45% más de dosis de vacunas que en años anteriores, hasta alcanzar más de 390.000 dosis disponibles. Por consiguiente, ha incrementado también el presupuesto de la campaña, hasta a 2,1 millones de euros, un 28,7% más que el pasado año.

Así lo ha avanzado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, en una rueda de prensa este miércoles en Mérida. En la misma ha presentado los pormenores de esta campaña de la gripe, en la que ha explicado que este año la vacunación “no se produce a demanda del paciente” para evitar aglomeraciones en los centros de salud.

En esta línea, ha indicado que este año serán los profesionales sanitarios los que se podrán en contacto con la ciudadanía para que acudan a vacunarse. “Tenemos que generar que la vacuna se produzca en un ambiente seguro frente al coronavirus“, ha declarado.

“Pido a la sociedad que no haya aglomeraciones en las puertas de los centros sanitarios para vacunarse, que esperen a que les llamemos porque nos pondremos en contacto con ellos”, ha apelado el consejero de Sanidad. Además, ha detallado que en los centros de salud se habilitarán “salas de vacunación”, y en caso de que no sea posible por el espacio disponible, se pedirá a los ayuntamientos la cesión de locales para poder guardar la distancia de seguridad.

Vacunaciones por la tarde en el centro de salud

El objetivo es “intentar que la gente se mueva lo menos posible” a la hora de ir a ponerse la vacuna, de tal forma que las personas que estén en residencias se vacunarán en estos mismos centros, al igual que los pacientes que vayan a diálisis lo podrán hacer en estas sesiones, ha aclarado el consejero.

En el caso de los centros de salud “se establecerán circuitos seguros” para llegar a las salas de vacunación que se habilitarán. En las mismas se utilizará el horario de tarde para las vacunas, mientras que en los consultorios locales se habilitará una franja horaria durante la mañana.

Así, ha indicado que en el Servicio Extremeño de Salud son “conscientes de que si queremos alcanzar este objetivo tenemos que invertir en recursos humanos”. En este sentido, ha apostado por reforzar el papel de los equipos de atención primaria, con personal de administración y con “actividad extraordinaria” del personal de Enfermería para “poder realizar la vacunación de la forma más segura posible”.

El consejero ha avanzado también que se van a realizar contrataciones de personal de administración, aunque no ha concentración cuántas personas. En el caso del personal de Enfermería, como en la actualidad no hay bolsa de trabajo disponible, se realizarán ampliaciones de jornadas.

Nuevo tipo de vacuna

Para ampliar la cobertura de la vacuna, además de incrementar el número de dosis disponibles, el consejero de Sanidad ha subrayado que este año se cuenta con una vacuna nueva, que “incorpora más tipos de virus y que genera de forma más importante las defensas”, que es la vacuna tetravalente. La citada vacuna va destinada a una población mayor de 80 años que vive en residencias o pisos tutelados.

Y es que esta población cuenta con “un sistema inmunitario al que le cuesta más trabajo generar las defensas”, y como este año “hay que tenerlos más protegidos que otros años” por la pandemia de coronavirus, se ha incorporado esta vacuna tetravalente destinada a este colectivo.

Respecto al adelanto de la fecha de inicio de esta campaña de vacunación con respecto a otros años, desde finales a mediados de octubre, Vergeles ha explicado que quiere “proteger el sistema sanitario de sobrecarga asistencial”. Además, tiene el fin de tener a la población vulnerable protegida de la gripe, “para no confundir los síntomas de la gripe con los de la Covid-19 y no provocarles un enfermedad más que pueda causarle importantes problemas de salud”.

Según ha explicado Vergeles, desde que se administra la vacuna de la gripe hasta que genera las defensas, pasan entre 10 y 15 días, de ahí que el adelanto de la campaña de vacunación “para alcanzar el máximo tiempo posible de cobertura”. Igualmente, para cuando se alcance el tiempo máximo de cobertura, a los dos o tres meses de aplicarse, sea en enero y febrero, cuando se producen las dos oleadas epidémicas de gripe.

Ha añadido también que la protección que ofrece la vacuna dura unos seis meses, por lo de esta forma estará “cubierto todo el periodo donde la climatología nos puede hacer que tengamos circulación del virus de la gripe”, ha destacado el consejero de Sanidad.

El objetivo de ampliar la cobertura de vacunación este año en Extremadura es conseguir la “inmunidad de rebaño, que hace que ese ambiente epidemiológico no sea adecuado para el virus”, lo cual tendrá un beneficio individual, para la persona que se aplique la vacuna, y colectivo

Por esta razón, la población a la que va dirigida esta campaña de vacunación es a los mayores de 65 años, y “de forma prioritaria” a los que residen en residencias de mayores o pisos titulares. También entran aquí las personas menores de esa edad pero que presenten factores de riesgo, ya sean cardiológicos, respiratorios, neurológicos, renales, enfermedades renales o de la sangre, pacientes oncológicos, celiacos, entre otros.

También se vacunarán los menores institucionalizados, o aquellos que toman de forma habitual aspirina o marcas equivalentes. Además, este año como novedad se vacunará a los niños prematuros y a las embarazadas. 

De la misma forma, se someterán a la vacunación de la gripe aquellas personas que desde el punto de vista familiar o laboral supongan una transmisión de riesgo a personas vulnerables, como son el personal sanitario, sociosanitario o familiares de esas personas.

Por último, para aquellas personas que hayan dado positivo en coronavirus, se recomienda que se vacunen cuando tengan la PCR, así como que hayan pasado el periodo de aislamiento. No obstante, en este punto el consejero ha recomendado a estos pacientes que “se fíen de su médico de cabecera, que es quien mejor le puede asesorar en su sitio clínica concreta”.

Vergeles ha resaltado que en la actualidad se atraviesa un “momento histórico” debido a la pandemia de coronavirus, por lo que ha apelado a la responsabilidad a la sociedad para se puedan cumplir con los objetivos de vacunación de la gripe de este año, y poder de esta forma generar un beneficio individual y colectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here