El proyecto de colocar unas escaleras mecánicas en la céntrica calle Alzapiernas se ha modificado sobre lo previsto inicialmente, ya que solo se instalarán en su primer tramo desde la calle Parras, lo que evitará que se forme un embudo debido a la estrechez que presenta la calle en su tramo inferior, que seguirá teniendo peldaños y una rampa.

Las obras, que se van a ejecutar a través de la estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI), están presupuestadas en 425.000 euros y, ante el ahorro que supondrá haber desistido de colocar escalera mecánica en toda la calle, se ha decidido construir un paso de peatones nivelado en una plataforma que unirá las calles San José y Zurbarán para ofrecer otro itinerario complementario a la zona que une la plaza de Obispo Galarza con el casco antiguo.

El proyecto incluye también mejoras en las calles Sánchez Verona y Felipe Uribarri, y la conexión entre San José y Zurbarán

Lo anunciaba así el concejal de Fomento, Víctor Bazo, en la presentación del nuevo proyecto que se ha acordado ejecutar tras las modificaciones que se han incorporado al consultar a diversos colectivos, “que han desaconsejado llevar las escaleras mecánicas hasta el final de la calle, porque quedarían ‘tres callejones’, con las escaleras, la rampa y los peldaños, cada uno de ellos de menos de un metro de anchura, que no solucionarían la accesibilidad”.

Al proyecto, que ya incluía las mejoras de las calles Sánchez Varona y Felipe Uribarri, se   incorpora ahora también la conexión de las calles San José y Zurbarán.

Inicio de las obras

El inicio de estas obras, según anunció el concejal de Fomento, está previsto para este mismo lunes, 3 de diciembre, y darán comienzo en la calle Sánchez Varona. Esta vía cuenta con un importante desnivel y un sistema de peldaños y descansillos, por lo que la solución por la que se ha optado es la construcción de una rampa que, con un descanso intermedio y pasamanos, comunique de forma continua las calles Parras y Moret.

Seguirán las obras de la conexión de las calles San José y Zurbarán a través de un paso de peatones que una estas dos vías, lo que permitirá llegar a la plaza de la Concepción. A 170 metros de Alzapiernas se encuentra la otra vía en la que se actuará, la calle Felipe Uribarri, que cuenta con una pendiente más suave, de menos del 5%, “por lo que será perfectamente accesible al ser continua”, y que permitirá unir Parras con la plaza de San Juan, para llegar a la zona comercial.

El concejal defendió que con esta nueva opción de la calle Alzapiernas se mejora la accesibilidad en esta zona de la ciudad, principal vía de entrada para los turistas, aunque reconoció que el objetivo a medio plazo es “conseguir una accesibilidad universal” en este entorno, “por lo que habrá que realizar un plan integral de accesibilidad del entorno más ambicioso”.

El PSOE mantiene que la modificación adoptada “agrava la accesibilidad”

El Grupo Municipal Socialista ha criticado la modificación del proyecto de las escaleras mecánicas de Alzapiernas, pues según su portavoz, Luis Salaya, “no soluciona los problemas de accesibilidad sino que los agrava”, sobre todo para las personas con discapacidad física.

La decisión de modificar el proyecto “demuestra que había más soluciones”, tal y como demandaron diversas asociaciones, “pero el equipo de Gobierno se negó a reconocerlo”. Así lo haría constar Salaya, que criticó que el equipo de Gobierno defendiera que el proyecto de instalar las escaleras mecánicas en toda la calle “era el mejor posible”, y ahora “lo modifique” con la colocación de las escaleras en solo la mitad de la calle.

“Lo que nos parece más grave es que se haya estudiado una modificación del proyecto y que el nuevo no mejore en accesibilidad, ya que se mantendrá un tramo con peldaños y una rampa, lo que supone una barrera para las personas con discapacidad física”, apuntó Salaya


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here