La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Cáceres celebró el pasado viernes el Día Internacional del Cáncer de Mama con un acto en el Quiosco de la Música del Paseo de Cánovas, en el que se ha vuelto a incidir en la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz de esta enfermedad, que tiene un grado de supervivencia de más del 85% de los casos.

Para ello, el Servicio Extremeño de Salud (SES) realiza desde 1998 un programa de detección precoz dirigido a todas las mujeres de 50 a 69 años residentes en la región, y a aquellas de 40 a 49 años con antecedentes de cáncer de mama en primer grado por el que, el año pasado, pasaron unas 9.700 mujeres que se realizaron una mamografía en las unidades dispuestas para tal fin.

La presidenta de la AECC-Cáceres, Carmen Romero, ha recordado que de estas mujeres sometidas a mamografía en el programa, unas 260 presentaron alguna patología mamaria y, al final, 38 fueron diagnosticadas de cáncer de mama.

“La prevención es clave para esta enfermedad”, ha subrayado Romero, ya que diagnosticar el cáncer de mama en esas fases tan tempranas, cuando la lesión todavía es pequeña, supone una garantía enorme de supervivencia, de mejores tratamientos y de poder realizar cirugías más conservadoras. “Todo esto supone una mejora en la calidad de vida para esa mujer, por eso insistimos en la prevención y en el diagnóstico precoz”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here