Jurramachos, vino y jamón en el carnaval de Montánchez

Para ser un buen jurramacho se necesita una careta de jamón con agujeros para los ojos y buscar lo peor o lo mejor, según se mire, que aparezca en los armarios y baúles. Una vez hecho esto, toca falsear la voz y gastar bromas a todo el que te encuentres por la calle. El resultado es un personaje que se mueve entre lo cómico, lo grotesco con un toque macabro. La cuestión es que nadie reconozca al jurramacho.

Todo vale en el carnaval de Montánchez, los hombres pueden salir con refajo y las mujeres con zahones adornados. La cuestión es ser original combinado las prendas más dispares para que nadie conozca a nadie.

A partir de aquí, toca recorrer calles, comercios y bares para gastar bromas a todo el que se ponga por delante. El cronista oficial de Montánchez, Hilario Jiménez, explica que en los carnavales de Montánchez, “desde muy antiguo se solían escenificar distintas parodias: se conservan notas que explican por ejemplo al labrador, la siega, la vejez, las bodas, las chachas con niños o la vaquilla, donde un hombre disfrazado de toro y su mujer de torera eran rodeados por un grupo de jóvenes que hacían de plaza”.

El sábado se elige al Jurramacho Mayor y al Jurramachino

Y es que, el carnaval de Montánchez y el jurramacho se pierde en el tiempo. Lo que sí es cierto que “ni el Absolutismo del siglo XVIII, ni la Reforma Liberal del XIX, ni el Franquismo en el siglo XX”, han conseguido acabar con los jurramachos, que se han convertido en la fiesta por antonomasia del Balcón de Extremadura.

El jamón más dulce
Grandes extensiones de dehesa con una gran cantidad de bellotas hacen que este entorno sea el ideal para la cría y la montanera de los cerdos ibéricos. A esto acompaña, además, el peculiar y excepcional clima para el curado del jamón, gracias a los 700 metros de altitud sobre el nivel del mar, que provocan que Montánchez tenga unos inviernos fríos y secos (los jamones se secan entorno a los 5º ó 6º) y veranos cálidos lo que hace que el jamón sude y se seque de forma natural para que la grasa penetre en toda la masa muscular. Así, el jamón de Montánchez es rico en ácido oleico con un sabor dulce y un aroma muy intenso, que hacen que gran parte de la producción esté certificada bajo la Denominación de Origen Protegida Dehesa de Extremadura.

Hoy en día, el Carnaval de Montánchez mantiene las tradiciones arraigadas durante siglos. Por ello, no faltan desfiles, charangas, bailes de disfraces y verbenas, que aportan un ambiente festivo y mucha diversión.

El sábado se celebrará una concentración de jurramachos para elegir al Jurramacho Mayor y al Jurramachino Menor. Además, el domingo tendrá lugar el desfile de Carrozas que representarán los oficios tradicionales, como son la trilla, la matanza o la vendimia.

Aunque normalmente el punto y final al carnaval lo pone el entierro de la sardina y miércoles de ceniza, en Montánchez en sábado 29 se va a celebrar el ‘Día de cintas y piñata’ en el que participarán jinetes y caballos engalanados.

Por la noche tendrá lugar el ‘Baile de la Piñata’ con premios para solteros y casados.

Misterio, diversión y jamón, un trabajo de Amantesdementes

La pasada semana se presentó, tanto en redes sociales como en Canal Extremadura, el video promocional del Carnaval de Montánchez, con los jurramachos y el jamón como protagonistas.

Vídeo Jurramacho Amantesdementes Montánchez

Amantesdementes ha realizado este trabajo para el que ha contado con un equipo profesional de rodaje en el que han participado 6 personas en total que incluyen tareas de producción y postproducción. La definición es Ultra HD.

Además, para captar el ambiente de este carnaval tan singular, han participado varios vecinos de Montánchez que se ataviaron de este personaje, así como David Lavado, ganador del IV Campeonato Nacional de Cortadores de Jamón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here