José María Cumbreño, Centrifugados Cáceres

Centrifugados regresa a Cáceres en una edición de lo más internacional ¿Cómo ha sido la selección de este año?

Conviene aclarar que, aunque comparten nombre, este Centrifugados no es el encuentro de literatura independiente que durante cuatro años se ha celebrado en Plasencia y que el año que viene tendrá lugar en la sede que la Fundación Obra Pía de los Pizarro tiene en Trujillo. El de Cáceres consiste en un ciclo de poesía contemporánea cuya primera edición se desarrolló el curso anterior. Eso sí, llevan el mismo nombre porque son parte de un proyecto común.

¿Responde a algún hilo argumental común?

Al igual que el encuentro anual del que desciende, el propósito es, por un lado, consolidar en Extremadura un ciclo de literario dedicado a América de primer nivel y, por otro, crear vasos comunicantes con la poesía que se escribe en todos los países que hablan en español.

Comenzáis con Mercedes Halfon y Sebastián Bianchi ¿En qué van a consistir estos encuentros poéticos?

El esquema será el mismo que ya empleamos el curso anterior, es decir, cada autor realizará dos sesiones: una, por la tarde, dedicada al público en general (en la librería ‘El pájaro azul’ y en el Palacio de la Isla) y, la mañana siguiente, otra para los estudiantes del IES Universidad Laboral. Mercedes Halfon y Sebastián Bianchi son dos nombres fundamentales de la poesía argentina contemporánea y, desde luego, es un privilegio que se pasen por Cáceres. Pero es que no nos olvidemos de que, después de Halfon y Bianchi, nos visitarán los uruguayos Claudio Burguez y Claudia Campos, las argentinas Susana Szwarc y Eleonora Finkelstein, la mexicana Rocío Cerón y los españoles Ben Clark y María Salgado. Un verdadero equipazo.

Una de las claves de Centrifugados son los encuentros con los jóvenes ¿Es esta la mejor manera de que entre el gusanillo de la literatura?

Sin duda. De hecho, para las lecturas en el IES Universidad Laboral editamos unos cuadernillos no venales que se reparten entre los alumnos asistentes. De los jóvenes suele decirse que no les interesa nada, pero no es cierto. De hecho, estas lecturas en el instituto suelen resultar las más interesantes por la espontaneidad con la que los alumnos participan y formulan preguntas.

¿Qué crees que aporta Centrifugados a una ciudad como Cáceres?

Espero que color y sabor. Por desgracia, no es frecuente que en una pequeña ciudad de provincias como la nuestra se pueda disfrutar de la presencia de algunos de los poetas nacionales e internacionales más interesantes de la actualidad. Aquí me gustaría dar las gracias a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cáceres y al Canal de Isabel II por apoyarnos para sacar el ciclo adelante.

Para terminar ¿Qué tiene de especial esta edición de Centrifugados para que nadie se la pierda?

Fundamentalmente, la calidad de los autores que nos van a visitar. Alguno de ellos será la primera vez que lea en España. Y de los que ya lo han hecho en alguna ocasión casi ninguno ha estado antes en Extremadura. Pienso, por ejemplo, en la inolvidable lectura que el uruguayo Rafael Courtoisie nos regaló el curso pasado. Courtoisie, que venía de presentar su último libro en la sede de Madrid de Casa de América, nos dejó boquiabiertos a los que nos acercamos a la librería ‘El pájaro azul’ para verlo. Creo que todos nos fuimos a casa con la sensación de haber disfrutado de la sabiduría de un clásico vivo de las letras en lengua española. Pues algo parecido estoy seguro de que vamos a experimentar con los extraordinarios poetas que nos visitarán en el curso que ahora empieza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here