Más allá de la compleja situación de crisis que atraviesa el país y en particular en el entramado industrial de la región, la caída del imperio de Gallardo coincide exactamente con el cambio de signo político en Extremadura…

En este sentido, el expresidente de la Junta extremeña, Guillermo Fernández Vara, también ha sido objeto de numerosas críticas a raíz del anuncio del ERE de Gallardo, por las subvenciones de la Administración regional de las que ha disfrutado el Grupo empresarial durante la etapa socialista. Vara ya afirmó que las partes implicadas en la crisis del grupo industrial están “obligadas” a alcanzar un acuerdo.

Sin posibilidad de manejar datos actualizados, hace un año, Siderúrgica Balboa (el buque insignia del Grupo Gallardo) acumulaba casi 90 millones de euros de pérdidas desde que se iniciara la crisis.

Un año después, la situación es –aparentemente- insostenible. Tras largas horas de negociaciones, el Grupo Alfonso Gallardo y el Comité de Empresa de Siderúrgica Balboa parecía que habían llegado a un preacuerdo para evitar el ERE extintivo de la siderúrgica, que era el objetivo principal del empresario extremeño; cerrar las puertas de su empresa y liquidar a sus empleados, como ya hiciera en otras zonas, por ejemplo, Getafe, donde Gallardo cerró una planta para reabrirla dos meses después, aplicando una bajada salarial del 34% a sus trabajadores.

Rechazo al plan de viabilidad

El rechazo mayoritario de los trabajadores al plan de viabilidad presentado para mantener activa la planta hace añicos la estrategia del Gobierno de Extremadura (GobEx) para preservar una de las empresas más grandes de la región, así como también los planes de futuro de centenares de familias y trabajadores de la planta de Jerez de los Caballeros.

Gallardo anunció un ERE para despedir a los 534 empleados de Siderúrgica Balboa el pasado 21 de septiembre,  por la falta de viabilidad de la empresa tras el rechazo a la bajada salarial del 25%. Rápidamente, el presidente Monago instó a “agotar todas las vías de diálogo” para buscar una solución a la compañía extremeña. Un diálogo que, finalmente, no ha fructificado.

El plan de viabilidad presentado por la empresa, ni convenció a los trabajadores el pasado mes de agosto (cuando se planteó la extinción de 120 contratos y una reducción salarial del 25%, solo para los trabajadores), ni lo ha hecho ahora; tras la negativa, de nuevo, de los trabajadores a un plan de viabilidad que no les satisface y que ponía sobre la mesa la extinción de 117 empleos y una reducción salarial temporal de entre el 4 y el 25% en función del salario que percibe cada trabajador.

El ERE extintivo se hará oficial en un mes, ya que la ley establece este tiempo para negociar; un ERE extintivo que afectará finalmente a 532 trabajadores, ya que uno de ellos murió hace pocos días y otro abandonó la empresa voluntariamente.

Tres años de congelación salarial

El presidente del comité de empresa de Siderúrgica Balboa, Juan Méndez, ha sido tajante en este asunto: “había que decir que no al acuerdo” porque, entre otras razones, los trabajadores de Balboa son los siderúrgicos “peor pagados de España”.

Junto con ello, Méndez ha recalcado que “no se puede consentir” que se rebaje más el salario a los trabajadores “después de tenerlo tres años congelado” y con unas condiciones de trabajo “muy duras”.

El otrora hito industrial de la región asegura que si los trabajadores no aceptan el plan de viabilidad, “no hay más opciones”

Méndez va más allá y afirma que “el problema de la refinanciación” del grupo “no son los salarios de los trabajadores”, porque en otras empresas siderúrgicas “el gasto salarial es el doble”.  Por otro lado ha recalcado que los trabajadores están dispuestos “a seguir negociando”, aunque la empresa “es inmovilista”, a la vez que ha remarcado que los salarios “solo suponen el 6% del gasto de la empresa”.

Finalmente, ha aseverado que el “imperio que ha montado el señor Gallardo”, que ahora “parece que se está derrumbando, no lo montó el solo, sino gracias al esfuerzo de los trabajadores”.

Pendientes del arbitraje

Siderúrgica Balboa ha lamentado que los trabajadores de esta planta ubicada en Jerez de los Caballeros “hayan votado a favor del cierre de las instalaciones” y “en contra de un plan de viabilidad que garantizaba el futuro de la empresa”, señala la empresa. Este plan de viabilidad “garantizaba el futuro de la planta”, y por tanto, al ser rechazado “en estos momentos no hay otra opción, la empresa no tiene más margen”, señala.

Las reacciones al argumentario oficial de la que es la empresa con más trabajadores de la región extremeña, no se han hecho esperar.

El secretario general de CCOO en Extremadura, Julián Carretero, ha considerado que la dirección de Siderúrgica Balboa “debe recapacitar” y “retirar” el ERE extintivo, ya que ello “demostraría que la empresa también apuesta por continuar con la actividad y que no quiere cerrar”. Asimismo, Carretero apuesta por “reconducir” el “desencuentro actual” para lograr que se mantenga “viva” la factoría jerezana y no pare, “porque nadie se puede permitir la pérdida de una empresa industrial de este tamaño”.

Los trabajadores de Balboa son los siderúrgicos “peor pagados de España”

Ante el rechazo en votación de la plantilla del preacuerdo al que llegaron el comité de empresa y la dirección, Carretero ha indicado que su sindicato había defendido este pacto como “lo menos malo”, pero que entiende y respeta la “decisión democrática” de los trabajadores; ahora “le toca al comité de empresa actuar con coherencia”, afirma Carretero, mientras señala a Siderúrgica Balboa como un “hito industrial de la región”, con una “importancia trascendental” para la riqueza y el empleo de Extremadura.

Por su parte, el presidente extremeño, José Antonio Monago, planteaba el mismo día del anuncio del ERE un arbitraje para alcanzar un acuerdo en Siderúrgica Balboa. “Hay que seguir buscando la vía del diálogo, la negociación y la vía del acuerdo porque no solo están en juego muchos puestos de trabajo, sino también el futuro de la comarca” de Jerez de los Caballeros, aseveraba Monago a preguntas de la prensa.

En cualquier caso, no será hasta el próximo 24 de octubre cuando se celebre la primera reunión con respecto al ERE presentado por el magnate extremeño. En el caso de que se produjera el despido efectivo de los más de 500 trabajadores, habría que esperar para saber qué impacto tendría esta acción sobre el actual gobierno de Monago y sobre toda la región extremeña.

[box title=” “]Juan Méndez
Presidente del comité de empresa de Siderúrgica Balboa
“El problema de la refinanciación del grupo no son los salarios de los trabajadores, que solo suponen el 6% del gasto empresarial”
Julián Carretero
Secretario General CC OO
“Siderúrgica Balboa es un hito industrial de la región, con una importancia trascendental para la riqueza y el empleo de Extremadura”
José Antonio Monago
Presidente GobEx
“Está en juego el futuro de toda una comarca”
[/box]

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here