Fundación Triángulo reitera la importancia de la protección frente al VIH
Foto de Fondo creado por schantalao - www.freepik.es

Fundación Triángulo Extremadura, la entidad que trabaja en la promoción de la salud y los hábitos sexuales más seguros en relación con el VIH y otras ITS, está continúa insistiendo  en la población HSH (hombres que tienen sexo con otros hombres), según informa su hoy su último ‘Estudio de Hábitos Sexuales en HSH en Extremadura’.

En este estudio, realizado durante el mes de noviembre, han participado algo más de 230 personas. Todos ellos hombres de entre 16 y 65 años, tanto cis como trans, y con orientaciones sexuales diversas (homosexuales, bisexuales y heterosexuales con algunas prácticas sexuales con hombres). El estudio ha prestado especial atención al ámbito rural, puesto que más del 35% de los participantes, residen en localidades de menos de 10.000 habitantes.

 Prueba del VIH

El estudio desvela que, más del 59% de los encuestados carecen de una rutina adecuada a la hora de hacerse la prueba de VIH. Tanto es así que solamente el 41% manifiestan hacerse la prueba “todos o casi todos los años”. Cabe destacar algo más del 20% de la población nunca se ha sometido a estas pruebas.

Este estudio además, revela que más del 40% de los HSH, evitan hacerse la prueba por motivos relacionados con la falta de confidencialidad (14,6%), los juicios de valor a los que son sometidos por los profesionales que llevan a cabo la prueba (12,45%), la lejanía de los lugares para el acceso a la misma (10,73%) o las dificultades para hablar con su médico de cuestiones relacionadas con su sexualidad, siendo esta la más destacada con hasta un 24,46%

Ante esta estampa, Fundación Triángulo Extremadura muestra preocupación por los datos arrojados e instan a las instituciones competentes a poner en marcha estrategias que mejoren la capacitación y sensibilidad de los y las profesionales de la sanidad en cuestiones relacionadas con salud sexual, prevención de VIH y su diagnóstico. Además, es necesario ampliar el abanico de opciones existentes a la hora de acceder a la prueba, mejorando el acceso a las prueba de detección fuera del ámbito sanitario, a la vista de los resultados del sondeo.

El análisis cualitativo de los datos, ofrece además algunas afirmaciones que han transmitido los propios encuestados, tales como:

“Te cuestionan demasiado, tienes que dar demasiadas explicaciones”

 “Un Médico no puede juzgar, ni decir preguntas como: ¿pero con quién te has acostado, por dios?”

 “En varias ocasiones me han hecho sentir incómodo al juzgarme por querer hacerme la prueba”

 “Formación a los Médicos sobre VIH y la importancia de hacer las pruebas como parte fundamental de la prevención. Deberían promoverlas entre la población sexualmente activa y no poner trabas ni juzgar”

Sexualidad en tiempos de Covid

De la misma manera, el estudio también muestra el problema de acceder a la prueba de VIH en tiempos de pandemia. Las comunidades científicas a nivel europeo hablan ya de una importante “brecha diagnóstica” que retrasará la llegada de la población al tratamiento, motivada por lo complejo de la situación sanitaria.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de FundacionTriangulo (@fundaciontriangulo)

Efectivamente, el estudio de hábitos sexuales ratifica que esa situación podría estar sucediendo también en Extremadura. Tanto es así que más del 28% de la población no se ha realizado la prueba de manera rutinaria por evitar el contacto con el personal sanitario o ante las dificultades para acceder a los centros de salud (24,46%)

En esta misma línea, la muestra del estudio arroja resultados significativos sobre la forma de relacionarse en pandemia, en la que un 84% habría modificado sus hábitos sexuales, llegando, hasta en más del 16%, a no mantener relaciones sexuales a causa del COVID.

La mayor parte de los encuestados, reconocen haber limitado de manera notable los contactos sexuales, llegando a limitarnos a una o varias personas de manera recurrente.

Mejor acceso a la prueba

Según Fundación Triángulo debe centrarse en dos miradas. La primera, totalmente relacionada con la sanidad pública y comunitaria, ampliando los dispositivos para el acceso a la prueba, ya que está confirmado que el diagnóstico precoz se ha vuelto una estrategia de prevención en sí misma. Cabe destacar que la eficacia del tratamiento Antiretroviral y su capacidad para eliminar la carga viral de las personas infectadas, y por tanto su incapacidad para transmitir el VIRUS, será sin duda en un futuro cercano la manera de poner fin a la pandemia del VIH

Por otra parte, la entidad LGBTI considera imprescindible el trabajo en la erradicación del estigma asociado a la infección que supone actualmente una de las consecuencias más duras de la vida con VIH.

Por esto, apelan a la colaboración entre instituciones para llevar a los espacios educativos un mayor conocimiento de la infección que posibilite una sociedad carente de prejuicios. Solo así  las personas que conviven con el virus dejarán de soportar las consecuencias sociales a las que les expone la estigmatización de sus vidas.

Bajo el lema ‘Mucho por hacer’, la entidad hace un llamamiento a no bajar la guardia y continuar en el camino de la prevención a través de estrategias combinadas que garanticen “cuanto antes” el final de esta pandemia que conocemos hace ya casi 40 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here