Extremadura acumula 427 víctimas mortales en residencias de mayores
El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad, José María Vergeles

La comunidad de Extremadura ha registrado 427 fallecidos en residencias de mayores desde que comenzó la crisis sanitaria. De los mismos, 337 han muerto con confirmación del contagio mediante prueba PCR positiva y 90 son considerados como posibles fallecidos por esta enfermedad.

De igual modo, en el total del periodo, la región ha acumulado 1.579 positivos, así como 1.092 altas, según informó el vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ayer martes en una rueda de prensa en Mérida.

Vergeles también explicó que de los 324 centros residenciales de personas mayores con los que cuenta Extremadura, comenzaron teniendo 79 afectados por COVID-19 y a día de hoy los afectados son 17, por lo que la evolución es “positiva”.

En este sentido, actualmente hay 62 centros libres de COVID-19 y de los 17 afectados, tres centros son del Sepad, cinco centros son de titularidad municipal y nueve centros son privados.

Por Áreas de Salud, nueve están en el Área de Salud de Cáceres, tres en el Área de Salud de Navalmoral de la Mata, dos centros en el Área de Salud de Plasencia, dos centros en el Área de Salud de Badajoz y un centro en el Área de Salud de Mérida.

Por desgracia, ha apuntado el consejero, al igual que en otras comunidades autónomas, las residencias de personas mayores han sido unos centros en los que, cuando ha entrado el virus, ha tenido un comportamiento “muy agresivo”, debido a la avanzada edad y a los factores de riesgo de los residentes.

A la pregunta sobre los protocolos en las visitas en los centros de mayores, si la comunidad entrase en Fase 3 el próximo lunes, 8 de junio, el consejero ha apostado por “ir despacio”.

Sin embargo, ha recalcado que a medida que se vaya avanzando en la Fase 3 se podrán ir recuperando espacios comunes dentro de las residencias y transformar el régimen de visitas.

Posiblemente, ha explicado el consejero, se podría ampliar la frecuencia de las visitas, que hasta ahora es semanal. Posteriormente, se podría abordar el numero de familiares que pueden ir a las visitas.

“Con las residencias hemos sufrido mucho, para mi ha sido un dolor tremendo el ámbito de las residencias, como para todos los extremeños, y voy a ser muy cauteloso a la hora de tomar las decisiones en este aspecto”, ha recalcado Vergeles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here