Santiago Rusiñol. Els Joglars

Ramon Fontserè, actor de Els Joglars

Señor Ruiseñor recupera la figura de Santiago Rusiñol. ¿Cómo surge este proyecto?

Consideramos que Santiago Rusiñol fue un ciudadano magnifico. Fue un ser humano fantástico, un artista. De hecho es autor de importantes obras de teatro, también pintaba, era coleccionista…

Era el resultado de la floreciente burguesía catalana del siglo XIX porque provenía de una familia que se dedicaba al textil. Rusiñol tenía espíritu renacentista y su vida estuvo destinada a fomentar la libertad, la belleza, el arte, con un carácter cosmopolita y abierto.

Además, fue amante de todo el territorio y considera el arte como lo más supremo del ser humano. Por todo esto, esta figura nos fascinó puesto que era un antidogmático, un humanista, un artista. No tenía nada que ver con la intolerancia y nosotros lo cogemos como modelo de representación del arte y la cultura como patria universal en contraposición del delirio de las patrias identitarias que se están viendo ahora en Cataluña.

¿Cómo habéis trabajado la puesta en escena?

Pues con el método que utilizamos siempre en Els Joglars. Tenemos cuatro meses de ensayos y lo hacemos en la cúpula, que es un lugar apartado de Barcelona, en medio del campo. Todo esto nos permite una concentración mayor a la hora de trabajar. Con Señor Ruiseñor, hemos partido de un pequeño borrador que ya teníamos apuntado y a partir de ahí hemos trabajado a través de improvisaciones y creciendo todos juntos.

Yo considero el teatro como un juego

El vestuario, el espacio escénico y el atrezzo se va cocinando también en este espacio.

Ensayamos en la cúpula desde hace muchísimos años y con esta logística, en el campo, el tiempo parece que pasa más lento y cunde más.

¿Cómo consideras que está hoy en día el tema de la identidad catalana?

Hay una mitad de la población de Cataluña que vive en un delirio. La otra mitad somos partidarios de la unión de los distintos. El señor Puyol comenzó a promover esta confrontación desde que empezó a mandar y aquella hoja de ruta se ha manifestado ahora con todo su esplendor.

Después de tantos años de trayectoria ¿Qué supone esta obra para Els Joglars?

Todas las obras de Els Joglars suponen algo. Nosotros intentamos que el teatro sirva para entretener y para hacer reflexionar a la gente en todos los temas que hemos tratado. Como sabes, en el anterior espectáculo tratábamos sobre el mundo del periodismo para invitar al espectador a reflexionar sobre si es mas entretenimiento o información, Els Joglars se inspira en la sociedad actual y escogemos los temas que la realidad nos da, porque la realidad tiene mas fantasía y mas imaginación que la ficción. Por tanto, la realidad es una fuente de inspiración enorme, nos hace reflexionar sobre nuestros ideales, nuestra identidad, nuestra ideología para quitarle prejuicios y egos. En esta ocasión nuestro espectáculo trata de hacer reflexionar sobre el nacionalismo en general.

¿Cómo ha sido para ti interpretar a un personaje tan icónico como Rusiñol? ¿Crees que hacen falta más personajes así hoy en día?

Absolutamente. Josep Plá decía que el Rusiñol es un destructor de fanatismos, yo creo que gente como Rusiñol, Plá, Dalí, Boadella, son gente que, por desgracia, no abunda.

Respecto a representar a Rusiñol ha sido como un juego. Yo considero el teatro como un juego y es una cosa que me divierte. Me lo he pasado muy bien construyendo e interpretando a este personaje.

Por último, ¿Cómo crees que va a ser la sensación del público al terminar la obra?

La obra Señor Ruiseñor está llena de humor espectáculo y es una obra muy bella artísticamente. Nosotros utilizamos la risa y la estética para exponer nuestro planteamiento teatral. Nuestro ADN está lleno de gracia, talento, inteligencia y malicia pone en shock a los tabúes de la sociedad.

Por todo esto, yo creo que el publico se va divertir mucho ya que es una obra con un toque irónico muy potente. Además, la música es muy emocionante y todo el conjunto invita a la reflexión. No tengo duda de que les va a encantar y que ojalá haya se llene porque el teatro sin publico no brilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here