El Hospital de la Montaña acoge el PAC y los centros de salud Plaza de Argel y Zona Centro
El consejero de Sanidad anuncia el futuro uso del hospital Ntra. Sra. De la Montaña.

El hospital Nuestra Señora de la Montaña de Cáceres seguirá manteniendo en parte su uso sanitario con la permanencia del Punto de Atención Continuada (PAC). Además, los centros de salud Zona Centro y Plaza de Argel se trasladan a esta ubicación, en concreto, en la planta baja y entreplanta del edificio propiedad de la Diputación Provincial.

Para esto, el Servicio Extremeño de Salud (SES) va a invertir casi 1,7 millones de euros en adecuar unos 6.000 metros cuadrados de los 20.000 totales del inmueble. Además, ahora mismo está descartado el uso privado de sus instalaciones, aunque se podrá combinar la actividad sanitaria con otras funciones futuras de servicio público, que se decidirán próximamente. 

El consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha adelantado este martes los planes para este edificio, que cerró como hospital hace unos meses, y sobre el que se han especulado varios posibles usos. En la rueda de prensa ha estado acompañado por el presidente en funciones de la Diputación Provincial, Carlos Carlos, y el alcalde Luis Salaya.

Así, las tres administraciones implicadas (Junta, Diputación y Ayuntamiento de Cáceres) han decidido continuar con los fines sanitarios y solucionar, de paso, el traslado de estos dos centros de salud de la ciudad, el Zona Centro, cuya edificio planteaba problemas de seguridad, y el de Plaza de Argel, una construcción protegida que necesita una importante rehabilitación.

Vergeles ha detallado que “antes de final de año” empezará la obra de adecuación del actual PAC, con la reforma de unos 600 metros cuadrados y 250.000 euros de presupuesto, que irán destinados a la mejora de la atención de urgencias.

Después se actuará en unos 3.000 metros cuadrados de la planta baja con una inversión de 800.000 euros para adecuarla al centro de salud de Zona Centro, que contará con zona de rehabilitación y fisioterapia y con instalaciones para preparación al parto. Cuando esta obra termine, se acometerá la reforma de otros 2.000 metros cuadrados de la entreplanta para el centro de salud de Plaza de Argel, con un presupuesto de 600.000 euros. En total, se prevé una inversión de 1.650.000 euros.

La unificación de estos dos centros de salud en el mismo edificio afectará a más de 25.000 personas, en concreto 13.408 que pertenecen al Zona Centro y otras 12.079 adscritas al Plaza de Argel. Entre los dos centros de salud se trasladarán 18 unidades básicas de atención primaria y tres pediatras.

Consulta a los vecinos

El consejero ha señalado, sin embargo, que la ubicación del centro de salud de Plaza de Argel no es definitiva ya que queda “un poco escorado” de la zona de salud afectada. En este sentido, se abrirá un periodo de diálogo con las asociaciones vecinales afectadas para explicar el proyecto de traslado y acordar una solución.

“Con esta reubicación conseguimos mantener el PAC en el hospital Nuestra Señora de la Montaña, que era lo que querían los cacereños, una mejor ubicación para el centro de salud Zona Centro y garantizar la seguridad de trabajadores y usuarios del centro de salud Plaza de Argel”, ha insistido Vergeles.

Con respecto a los otros dos edificios, el de Zona Centro se adecuará para acoger la Unidad de Salud Mental, y el de Plaza de Argel se devolverá a su propietaria, la Tesorería General de la Seguridad Social.

Igualmente, el hospital Nuestra Señora de la Montaña también está preparado ser centro de ingreso de enfermos de Covid, como en la primera ola de la pandemia. No obstante, Vergeles ha descartado que haya que abrirlo “por ahora” porque, de momento, no existe presión hospitalaria en los otros dos centros cacereños.

Sobre el uso que se le dará al resto del edificio, unos 15.000 metros cuadrados que seguirán libres, el alcalde Luis Salaya ha señalado que la mesa de trabajo, que se creó para buscar soluciones a este respecto, se reunirá en breve para seguir avanzando en otros proyectos que podría acoger el edificio y que son compatibles con los fines sanitarios, aunque se descarta su uso para negocios privados.

“Muy pronto tendremos una respuesta”, ha sentenciado el alcalde, que ha tildado la solución del edificio como “una buena noticia” porque permite que los cacereños sigan teniendo acceso a servicios sanitarios en el centro de la ciudad. Además queda garantizada así la atención primaria “a una distancia razonable” para personas mayores y para estudiantes que podrán acceder andando a su centro de salud.

Salaya ha remarcado que aunque se ocupen 6.000 metros, “queda un edificio entero” todavía por usar. “El compromiso de las instituciones es no dejar pudrirse el edificio y que antes de que empiece a deteriorarse se le dé una solución de uso”, ha finalizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here