Bombeo Almonte
Sistema de bombero desde el río Almonte al embalse del Guadiloba en Cáceres. Ayuntamiento de Cáceres/Europa Press

El Ayuntamiento de Cáceres, a través de la empresa concesionaria del servicio integral del agua, va a reactivar este viernes, día 28, el bombeo desde el río Almonte al embalse del Guadiloba, que está parado desde el pasado 9 de noviembre. El motivo de la pausa fue una avería en dos de las tres bombas que realizan el trasvase al pantano del que se abastece la ciudad y otros municipios del entorno.

Así, a lo largo de este jueves llegará la primera de las bombas y una grúa de gran tamaño la instalará para que se pueda reactivar mañana el bombeo. Cabe recordar que dos de las tres bombas que realizan el trasvase tuvieron que ser enviadas al fabricante para su reparación debido a que las aguas por las lluvias de la primera semana de noviembre provocaron el arrastre de gran cantidad de vegetación y lodos.

Una vez reparadas se pondrán en funcionamiento las dos con tres verticales situadas en la caseta de bombeo. Esto supondrá un caudal de unos 900-950 m3/hora, o unos 22.000 m3/ día. Según las palabras del concejal de Infraestructuras, Andrés Licerán, «viene a ser un poco menos del consumo diario de la ciudad en estas fechas».

Se esperan dos bombas más

Mañana viernes o el próximo lunes llegarán otras dos. Una de la averiadas que falta, que se instalará el miércoles, día 2 de febrero, y una que quedará de reserva. Esa tercera bomba se pondrá en marcha el mismo día o al día siguiente y aumentará el caudal a unos 33.000 m3/día.

Licerán ha recordado que en el año 2021 el Ayuntamiento de Cáceres invirtió 700.000 euros en la renovación de dicho bombeo «para aumentar el caudal bombeado y garantizar el abastecimiento en las épocas de mayor consumo en la ciudad».

Desde que se paró el bombeo, el abastecimiento de agua a Cáceres se ha hecho exclusivamente desde el Guadiloba, que aún a día de hoy conserva 9 Hm3, es decir, el 44% de su capacidad, que es de 20 Hm3.

Trabajos de prevención

Mientras se reparaban los equipos de bombeo del Almonte, se han realizado otros trabajos para evitar que los equipos vuelvan a sufrir los mismos daños. Así, se han instalado rejillas en las camisas de las bombas con el fin de evitar que se obstruyan las rejillas de la propia bomba y trabaje en vacío produciendo daños al motor.

También se ha instalado un cableado para los sensores de temperatura, así como un control digital de la temperatura en los cuadros de modo y se han cambiado las válvulas de retención para poder limpiar la bombas y rejillas de los posibles sedimentos cuando las bombas paren.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here