José Ramón Bello, concejal de Ubranismo y Patrimonio del Ayuntamiento de Cáceres. Ayuntamiento de Cáceres.

El Ayuntamiento de Cáceres ha subrayado que, en cumplimiento de la ley, tramitará la licencia de obras para el permiso de investigación del proyecto minero ‘Ampliación Valdeflores’, que ha sido publicado esta semana por el Diario Oficial de Extremadura (DOE), y velará por que el desarrollo de los trabajos se ajusten al Plan General Municipal (PGM).

El concejal de Urbanismo y Patrimonio, José Ramón Bello, ha detallado este viernes que este proyecto impulsado por la empresa Tecnología Extremeña del Litio (TEL) en la Sierra de la Mosca, afecta a 45 cuadrículas mineras que engloban una extensísima parte de la Sierra de la Mosca y aledaños de la ciudad.

Este proyecto ha sido definitivamente publicado una vez que el Ayuntamiento de Cáceres se personó en este expediente y, después de meses de trabajo en coordinación con la Consejería para la Transición Ecológica de la Junta de Extremadura, “que ha atendido las cuestiones que de forma técnica y jurídica había planteado el Ayuntamiento”, ha declarado Bello en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno local.

De esta forma, el Ayuntamiento ha aportado una selección de cuadrículas donde está prohibido el desarrollo de trabajos extractivos, y en base a los mismos resultaría imposible el desarrollo de esta actividad minera, “que abarca un porcentaje muy amplio de cuadrículas”, pero en otras “en las que existen protecciones más livianas o la inexistencia de las mismas, sí estaba permitido”, ha aclarado Bello, a la par que reitera que todo el proceso se acogerá a lo recogido en el plan de urbanismo municipal.

“Hemos hecho llegar toda la información planimétrica y digital para que se entienda dónde sí es posible que en el futuro se puedan pedir esas autorizaciones y licencias para esos trabajos de investigación y dónde no”, ha remarcado el responsable de Urbanismo.

Primer permiso de Valdeflores

Sobre este asunto, la Junta de Gobierno local ha tratado también el primer permiso de investigación que se concedió en Valdeflores que afectaba a dos cuadrículas mineras y cuyos trabajos de investigación se frenaron “ante el incumplimiento” de la recogido en el PGM y por excederse de los permitido en la licencia de obra que se le concedió.

Con respecto a este permiso, que comenzó en 2016, actualmente existe todavía un expediente de disciplina urbanística que no se ha resuelto porque, según ha señalado Bello, se está “a la espera de una serie de informes medioambientales” sobre cómo habría que restaurar la zona que fue vulnerada. Las obras de investigación se paralizaron en 2008 y todavía no se ha resuelto el expediente que abrió el Ayuntamiento cacereño al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here