Cuarentena. Víctor Casco.

Con ánimo de discrepar
Víctor Casco

Una pandemia pone a prueba a una sociedad. Pone a prueba a sus ciudadanos, a sus instituciones, a sus gobernantes.

La respuesta que demos, de manera individual y como miembros de un colectivo llamado “sociedad española”, nos indicará la fortaleza o no de nuestra unión.

No siempre es fácil y la tendencia al egoísmo puede primar sobre la responsabilidad para con los demás. Pero nunca olvidemos que solo pensando en quienes nos rodean podemos salvarnos todos.

Yo os escribo aquí cada quince días pero mi verdadera ocupación es la enseñanza de la Historia en un Instituto Público. Mientras escribo estas líneas se ha anunciado que durante los próximos 15 días no tendremos clases presenciales y se ha recomendado a la población que estemos en casa el mayor tiempo posible.

Si cumplimos, la curva de la pandemia descenderá y el covid19 será un virus sin futuro

A mí me toca preparar con mis alumnos clases a través de las redes, estar disponible para resolver sus dudas, proponerles trabajos y actividades porque ni son quince días de vacaciones para ellos ni para nosotros. Son quince días de cuarentena. Si cumplimos, la curva de la pandemia descenderá y el COVID-19 será un virus sin futuro.

Pero si aprovechamos ahora para viajar, para llenar los bares, para engañarnos a nosotros mismos y pensar que estos son 15 días de asueto estaremos actuando con la mayor de las irresponsabilidades.

Ahora no toca. Y no toca porque tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo pero ni podemos ni debemos colapsarlo.

Eso será explicado a mis alumnos y lo entenderán. Eso os quería yo contar hoy en esta columna.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here