La bruja Circe

Las palabras y los pensamientos son energías, vibraciones que forman puentes espirituales, cargados de emociones e intenciones, positivas o negativas. Como existe la luz también existe la oscuridad, igual la energía que mueve la vida a veces esta descompensada con una vibración dañina, es por eso que debemos hacer una limpieza energética cuando las cosas no están fluyendo en armonía como deberían y nuestra intuición nos está diciendo que es tiempo de renovación, da igual de donde proceda la vibración negativa podemos equilibrar el entorno.

Lo primero que hay que hacer es bendecir primero a ti misma, cuando tú te bendices no hay oscuridad que perdure, tienes el poder de crear y transmutar las energías, recuerda que eres alquimista y que muchas veces has transformado las situaciones, bendice tu casa, tus macetas, tus objetos, la comida que creas o recibes a los que te rodean, bendice, bendice y bendice, así manifiestas la luz. Declara: Bendigo ahora mi vida, mi familia, mi casa, mis finanzas y nuestra felicidad.

Segundo paso cancela toda la energía negativa que ha llegado a tu vida a través de decretos o pensamientos mal intencionados, cargados de bajas vibraciones y declara: “Yo cancelo, disuelvo y transmuto cualquier energía negativa que se acerque o intente acercarse a mi vida. Rompo todo lazo espiritual energético con las personas que me han deseado mal quedan alejadas de mi, congeladas, hasta que su corazón se aleje de todo mal.

Para terminar, agradece lo que tienes y lo que llegara, para manifestar tus decretos aquí y ahora. Declara: “Gracias por todo el amor, la protección y la luz que me rodean a mí, a mi familia a nuestros hogares e intereses.

Puedes hacer esta limpieza y transmutación energética acompañándote de un incienso de canela, mirra, romero, loto o jazmín, medita y fortalécete espiritualmente, la meditación equilibra nuestros chakras.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here