santo-tome-3

De Cáceres de toda la vida /
José María Saponi

Recuerdo con pena y desilusión, que todavía por aquí estemos en cuestiones referentes a las vías de comunicación que necesita Extremadura para conectarse con más comodidad con el resto del mundo, y vuelvo a pensar en aquellas jornadas que convocaba la Dirección General de Cooperación de España, en las que participábamos los ayuntamientos del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, junto a representantes de Ciudades también Patrimonio de la Humanidad o de especial interés turístico y cultural de Méjico, Guatemala, Canadá o de Europa, y los presentes en ellas, relacionados con la promoción empresarial y turística en Nueva York, Toronto, Ciudad de Méjico, Guatemala, Berlín, Paris o Bruselas, nos preguntaban el modo más corto y rápido de llegar a nuestras ciudades, que tenían interés en que fueran visitadas.

Los representantes del Ayuntamiento de Cáceres, les informábamos, que lo normal era viajar en avión a Madrid, ciudad más equidistante de nuestras ciudades y les decíamos, que desde allí, una autovía les llevaría a la Ciudad de Trujillo, de gran interés histórico, cultural y turístico, cuna de Francisco Pizarro, conquistador del Perú, desde allí viajarían por la Autovía que desde Trujillo desemboca en Cáceres.

Autovía que debemos recordar fue producto de un Pacto entre el Partido Socialista y Extremadura Unida, en 1991, para conseguir la Alcaldía de Cáceres que ganó el Partido Popular en aquellas elecciones, Pacto que no se cumplió y que desde el ayuntamiento, pudimos rescatar en el año 2002, en gestión directa con el Ministro de Fomento, Sr. Álvarez Casco.

También les informábamos, que podían llegar en avión a Badajoz desde Madrid y desde allí viajar a Cáceres a través de 90 kilómetros de carretera nacional, siendo cierto, que no era de mucho agrado las carreteras de doble circulación, para los que querían visitar estas ciudades extremeñas.

El proyecto de dicho aeródromo se actualizó por el Gobierno de Extremadura, siendo Presidente José Antonio Monago, y en estos momentos se encuentra en fase de propuesta de adjudicación de las obras, a la espera de la Declaración de Impacto Ambiental, y no deja de ser una infraestructura necesaria para una ciudad, que es referente del Turismo y de la Cultura en Extremadura y que todos los años recibe a cientos de miles de personas.

El Presidente de la Junta de Extremadura Sr. Fernández Vara, debe escuchar a las fundaciones, asociaciones y empresarios, que son quienes tienen verdaderamente el protagonismo en este proyecto, que será muy beneficioso para la ciudad, y por lo tanto para Extremadura.

La Alcaldesa de la capital cacereña, Elena Nevado, ha insistido en la “importancia de que exista voluntad, puesto que cualquier cuestión que pueda surgir, como la necesidad de estudios medioambientales, se puede superar con trabajo y con ganas de hacer las cosas” y ha resaltado que “desde la ciudad de Cáceres no se entendería que no saliera adelante este proyecto del aeródromo, porque es muy importante para la capital cacereña, no sólo en términos aeronáuticos, sino también turísticos y empresariales.”

Los turistas dicen al conocer estas tierras, que Cáceres, Mérida, Plasencia y Trujillo, junto a Badajoz son municipios con mucho tirón para ser visitados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here