79799_620

Pantalla /
EDUARDO VILLANUEVA

1. El casting no convence.
Primero, el protagonista iba a ser el motero de la serie ‘Sons of Anarchy’, que parece ser que se achantó, previendo la que se le venía encima con la locura fan; también se pensó en Matt Boomer, pero los productores se acojonaron porque Boomer es gay y vive su sexualidad con toda normalidad (ah, el Hollywood liberal); y por fin se decantaron por un modelo reconvertido a actor: Jamie Dornan. Por Dornan no das un duro hasta que le descubres clavando el personaje de Paul Spector, un psicópata distante, pero encantador en la serie ‘The Fall’. Pero claro, el guión de esta película no tiene el subtexto ni la inteligencia de la serie británica. De la hija de Melanie Griffith y Don Johnson mejor no hablamos porque es un misterio, pero podemos esperar lo peor.

2. Cursilería barata.
Si en la novela todo suena a cursilería barata –una jovencita ñoña, que se cruza con un tío guapo, millonario, que la usa, que practican el ‘bondage’ y que antepone todo «en nombre del amor»– pues la película va a resultar igual de cursi. Solo que en versión resumida.
Su visión distorsionada del sexo es penosa y la idea que yace en la protagonista de empeñarse en cambiar al hombre que le gusta, previo paso por la humillación y el abuso, es de vergüenza ajena.

3. Es una ‘date movie’ de un best-seller.
Es una ‘date movie’ en toda regla, por eso se estrena en San Valentín. Ten en cuenta que esto es porno para señoras, así que la tensión sexual se reducirá a dos miradas y cuatro líneas de diálogo.
Por otro lado, pocas veces se han hecho grandes películas basadas en un best-seller. A veces, lo que más vende es muy malo. Por ejemplo, ’50 sombras de Grey’ es una basura. Y esto no lo digo yo, lo ha dicho Stephen King; el rey del ‘fast food’ literario y los best-sellers de terror. Así que, figúrate…

4. No hay desnudos integrales.
Tratándose de una película estadounidense, donde ya se sabe que enseñar un pene o una vagina es delito capital, la ausencia de desnudos integrales será tan grande como la ausencia de un guión coherente.

5. Ver porno es más saludable. No pierda el tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here