107 personas multadas esta Semana Santa por saltarse el confinamiento en Cáceres

La Policía Local de Cáceres ha interpuesto en Semana Santa un total de 107 denuncias por incumplir las normas del estado de alarma. De las mismas, 69 multas han sido a peatones y otras 27 a personas que iban en sus coches. Cabe destacar que 11 vecinos  estaban paseando a sus perros fuera del entorno de su domicilio sin ajustarse a la normativa de hacerlo en el entorno de su domicilio y por 15 minutos.

Además, entre las denunciadas hay varias personas de Madrid y su entorno, que se habían desplazado a la ciudad estos días. 10 de las sancionadas eran reincidentes, entre las que hay un hombre detenido por saltarse seis veces las normas de confinamiento. También han sido sancionadas 7 personas que practicaban senderismo por la Sierra de la Mosca, otras cuatro que paseaban juntas y se han cursado varias multas por no llevar la documentación encima.

Los datos los ha ofrecido este lunes el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, en la rueda de prensa online que ofrece diariamente para dar a conocer las novedades de la crisis sanitaria. En la misma ha informado de que son ya siete los policías locales que se han reincorporado al servicio tras haber dado negativo en los análisis de COVID-19. Otro tres permanecen de baja a la espera de su total recuperación.

Salaya ha hecho una llamada a la «responsabilidad» porque son «muchas denuncias» y «demasiados incumplimientos». Por esta razón, ha vuelto a pedir que se respeten las normas, que se tenga «un comportamiento cívico». Además, ha añadido que los recados como hacer la compra o ir a la farmacia se hagan en una sola salida y extremando las precauciones de seguridad.

Personas mayores

Este mensaje está especialmente dirigido a las personas de edad avanzada en Cáceres. «Una gran parte de los contagios en la ciudad se producen en personas mayores», ha dicho. «Nos enfrentamos a una situación complicada y hay que extremar la precaución», ha hecho hincapié, «hay demasiados contagios en personas mayores en la ciudad».

Para evitar que este colectivo salga de casa, el Ayuntamiento y la red de voluntarios RedCor han iniciado una campaña de concienciación con carteles. Estos podrán verse en los comercios de proximidad para que las personas mayores sepan que pueden llamar al teléfono 698 934 331 para que les hagan los recados sin necesidad de que se desplacen.

Bajo el lema ‘No salgas de casa, nosotros te lo llevamos’, el objetivo de esta campaña es que los mayores sepan que hay una red de voluntarios para ayudarles a hacer la compra. «No tienen que salir de casa para nada y evitar así cualquier riesgo para su salud y para su vida», ha insistido Salaya.

Respecto a la situación de las residencias de ancianos en la ciudad, Salaya ha señalado que no dispone de los datos actualizados. Aun así, ha avanzado que los bomberos han iniciado ya la desinfección interior de «todas» las residencias de la ciudad, tanto públicas como privadas. «Estoy muy preocupado por la especial virulencia y gravedad que tiene el virus en estos espacios», ha manifestado.

Preguntado sobre las posibles repercusiones que tendrá en la capital cacereña la apertura de Arroyo de la Luz, donde se ha levantado el aislamiento social, el alcalde ha contestado que «ninguna». Es cierto que el COVID-19 ha tenido una «gran incidencia» en esta localidad, no es una peculiaridad solo de este municipio porque la enfermedad también ha castigado a otros municipios del entorno de la capital cacereña.

«Estamos convencidos de que siguen mediando todas las restricciones para los desplazamientos», ha dicho el alcalde cacereño. Además, ha incidido en que Arroyo de la Luz pasa ahora a la misma situación que el resto de municipios españoles que están confinados sin restricciones más duras y especiales.

En cuanto a la incidencia del coronavirus en el área de Salud de Cáceres, que registra la mitad de los casos de toda la región con 163 muertos, Salaya ha dicho que ha pedido a las administraciones que se destinen «todos los medios necesarios» para atajar la situación. Igualmente, se ha mostrado convencido de que se está haciendo todo lo posible desde las instituciones.

«Cuando acabe todo esto llegará el momento de hablar de aciertos, errores o de si se hizo todo bien o no, pero ahora la exigencia al resto de administraciones es que destinen todos los medios para mejorar esta situación», ha subrayado. «Lo más importante está en manos de cada ciudadano y es quedarse en casa, extremar las precauciones cuando tengan que salir y evitar los contagios, especialmente en el caso de las personas mayores», ha finalizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here