Tecnología Extremeña del Litio (TEL), promotora del proyecto de la mina que se pretende explotar en la zona de Valdeflórez en Cáceres, y que será uno de los mayores yacimientos de Europa de este mineral, ha pedido a las Administraciones, tanto a la regional como a la local, que tramiten el expediente “de forma diligente” y “acorde a la normativa”.

Lo pusieron de manifiesto los responsables de la empresa, Marcos Sosa y David Valls, en el acto de presentación realizado en la ciudad, en el que se informó también de que ya han registrado en el Ayuntamiento la solicitud de modificación del Plan General Municipal (PGM) para que se permita la actividad extractora en esta zona de la Montaña con pasado minero.

Así, al Gobierno local le han conminado a iniciar este trámite “para que todo el mundo pueda conocer el expediente” a través de su exposición pública y posterior presentación de alegaciones, “porque es un proyecto serio”, señaló Sosa.

Por su parte, desde la Administración regional se tiene que tramitar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), “que puede ser favorable o desfavorable”, pero que los responsables de TEL insisten es un trámite que debe seguir su curso “porque hay que darle una oportunidad” a esta iniciativa minera e industrial “que supondrá la generación de empleo y riqueza para Cáceres y para Extremadura”.

Conllevará una parte minera (20%), con la extracción del óxido de litio, y otra industrial (80%), con la instalación de una fábrica

Tanto Sosa como Valls aseguraron que cuentan “con todos los permisos y licencias” para realizar los estudios de investigación y sondeos que se están desarrollando en estos momentos, y añadieron que “no tienen constancia” de ninguna denuncia de vecinos por haber invadido propiedades privadas para llevar a cabo estas catas.

Y defendieron que los sondeos se están haciendo “de forma rigurosa” según las licencias otorgadas y que se han hecho los estudios “que exige la ley minera” sobre la estabilidad geológica del terreno y “no hay ninguna afección” al Santuario de la Virgen de la Montaña, próximo al lugar.

Beneficios

En cuanto al proyecto de la mina a cielo abierto, en el que la empresa TEL, constituida al 50% por Valoriza Minería (del grupo Sacyr) y la empresa australiana Plymouth, tiene previsto invertir 340 millones de euros, Sosa hizo constar que consideran que es una iniciativa “que generará beneficios sociales y económicos para la ciudad”, ya que la sede fiscal de la empresa está en Cáceres y se prevé la creación de numerosos puestos de trabajo en las fases de creación de la mina y en la de explotación.

Según explicó, los sondeos realizados han confirmado que la zona de Valdeflórez es una mina de las más importantes de Europa en litio, ya que la investigación arroja unos resultado de que se podrían producir alrededor de 1,3 millones de toneladas de carbonato de litio en unos 16 años.

La actividad económica conllevaría una parte minera (20%), con la extracción del óxido de litio, y otra industrial (80%), pues después se instalará una fábrica para convertir ese mineral en carbonato de litio “de gran pureza”, que es la materia prima que utilizan todas las fábricas de batería de vehículos eléctricos.

En la fase de construcción de la mina se generarían entre 500 y 800 empleos asociados a suministros de bienes y equipos, consultoría, asesoría, restauración medioambiental y empresas de construcción, “y todas las contrataciones se harían con trabajadores de la ciudad o el entorno”, explicó Sosa.

En la de explotación se crearán 200 empleos directos, de los que 100 irían a la parte de minería y otros tantos al proceso industrial, contrataciones que supondrían unos 11 millones de euros en salarios más 240 millones que irían a parar a las arcas públicas en forma de impuestos.

Sobre el método de tratamiento aseguró que será “el más beneficioso desde el punto de vista medioambiental”, ya que, explicó, se calentará con gas natural, se añadirá un reactivo de sulfato potásico y con eso se generará otro sulfato para disolverlo en agua y obtener un carbonato de litio con pureza del 90%, “y los residuos generados son inertes”.

En relación al consumo de agua para la explotación, informó que será de 143.000 metros cúbicos netos al año, lo que supone casi un 2% del abastecimiento de Cáceres, “pero el sistema está diseñado con vertido cero, por lo que se reutiliza el agua procedente de la depuradora y se descarta cualquier afección al calerizo. No se va a utilizar el agua del calerizo”, subrayó.

Aspecto medioambiental

En lo que se refiere al medioambiental, los responsables de la promotora manifestaron que el agujero que dejará la mina “no será visible desde la ciudad” y, teniendo en cuenta las medidas de rehabilitación del espacio afectado, a lo que se destinarán 16 millones de euros, “se minimizará el impacto sobre el entorno”.

La corta del terreno se convertirá en una reserva de agua, “aunque habrá que realizar más estudios complementarios para ver cómo se llenará este lago artificial”; también se llevará a cabo una reforestación con vegetación autóctona de la zona y una reintegración paisajística; y en cuanto a la calidad del aire, se creará una red de vigilancia y se minimizará la dispersión de polvo con el riego de pistas, colocación de pantallas vegetales…

Y para preservar la fauna y la flora del entorno, “se ha hecho un estudio especializado, se han evaluado los hábitats y está previsto que el vaso del lago se acondicione para facilitar el asentamiento de fauna”.

Plataforma contraria

Respecto a la plataforma ciudadana creada en contra de esta mina, Sosa mostró su respeto hacia otras opiniones, pero insistió en recalcar la importancia de que se tramite el expediente y se exponga “para que la ciudadanía conozca y entienda las bondades y las repercusiones ambientales, económicas y sociales que tiene”.

Insistió también en asegurar que parte de los beneficios se revertirán en proyectos sociales o culturales para la ciudad, y recalcó que un proyecto minero de litio como este “es fundamental para las energías renovables, porque el futuro de los vehículos eléctricos depende de este mineral, con el que también se fabrican las baterías de teléfonos móviles”.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here