mujeres_grande

Lunes de papel /
Emilia Guijarro

Se despide el mes de mayo con dos noticias sobre mujeres en distintos países del mundo que son la muestra de lo que significa recorrer el difícil camino de la igualdad entre sexos. Sería innegable recordar que ha habido avances y que las redes sociales, con la difusión de abusos y de violaciones de derechos, contribuye a mejorar la vida de las mujeres en el mundo. Pero hay noticias que actúan como el espejo que nos pone delante una realidad que no quisiéramos que existiera, pero que existe y es real.

La primera noticia a la que me refiero es la violación múltiple de una chica de dieciséis años en Brasil. Impacta la noticia por la brutalidad del hecho en sí, por las imágenes grabadas y expuestas al escarnio público, por el dolor que producen los comentarios de los violadores, pero también por la gélida reacción de los jueces brasileños, que se han tomado el caso con una culpabilización de la víctima. Brasil es un país en el que las violaciones de mujeres son un hecho habitual. Pero Brasil también es el país en el que se van a celebrar los próximos Juegos Olímpicos.

La segunda noticia es la que se ha difundido hoy sobre la pretensión del Consejo Islámico de Pakistán de que el Parlamento del país apruebe una ley que convierta en legal el “pegar levemente” a una mujer si esta desobedece al marido. Cuestiones como hablar alto, no ponerse la ropa que su marido quiera y otras por el estilo, la hacen merecedora de ese castigo. Pakistán, un país en el que los escasos avances en reconocimiento de derechos afronta innumerables obstáculos. Recordemos que Pakistán es el lugar en el que vive Malala, la Premio Nobel de la Paz, por haber sido tiroteada por el simple hecho de ir a la escuela.

Pero algunos pensarán al leer estos hechos que estas cosas ocurren en países lejanos y de culturas diferentes a las nuestras. Pero, en el nuestro, casos como el del arzobispo de Valencia, monseñor Cañizares, alentando a los católicos contra las políticas de género nos hacen pensar que en tema de mujeres los extremos se tocan.

Por se mujer en los países pobres de África se te mutila, se te casa siendo niña, se te impide ir a la escuela, se te hace trabajar en el campo de sol a sol, desde que eres niña cargas con bidones de agua a las espaldas, por ser mujer tu esperanza de vida no pasa de los cincuenta años. Sólo por el hecho de ser mujer.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here